La Vinotinto se metió en la final del mundial

La selección venezolana de fútbol cumplió un sueño: meterse en la final del mundial Corea del Sur sub 20. El conjunto criollo se enfrentará a Inglaterra en la búsqueda del título más importante en la historia del fútbol venezolano.

El Director Técnico, Rafael Dudamel, modificó su once fijo al incluir a Mejías y Quero por los sancionados Velásquez y José Hernández.

El segundo tiempo acuñó un duro golpe para los chamos de Dudamel, cuando el VAR dictaminó que Mejías había derribado a Cannobio en el área, pese a que incluso la repetición generaba dudas.
De la Cruz no falló, engañando a Faríñez al ejecutar la pena máxima. El arreón venezolano se topó con una escuadra uruguaya que juntó muy bien las líneas y cuya dureza en la presión calentó en exceso.

Cuando todo indicaba que los roces habían terminado por diluir a la “vinotinto“, a los 89 minutos Soteldo logró filtrar un pase a la medular para Hurtado, que fue derribado por Cannobio.

Samuel Sosa, que había entrado por la “Pantera” Córdova, puso un empate mediante un zurdazo a la escuadra incrustado por el palo de Mele.

Luego vino el tiempo extra. Pero el partido se definió en penales. Faríñez fue el héroe del día, logrando detener dos -uno a José Luis Rodríguez y el último y definitivo al capitán Nicolás De la Cruz-.

El final aun no está escrito y el sueño es vinotinto.