Humala aseguró ser “perseguido político”

El expresidente de Perú Ollanta Humala se declaró perseguido político tras conocer el pedido de prisión preventiva contra él y su esposa, Nadine Heredia, por las donaciones que recibieron durante la campaña electoral de 2011, pero su abogado negó rotundamente que vayan a pedir asilo en otro país.

Humala acusó a la Fiscalía de ceder a una presión, porque “da la impresión de que quieren quedar bien con algún sector de la prensa o con el Congreso”, dominado por el opositor partido fujimorista Fuerza Popular.

“Es inédito. Mi esposa nunca ha sido funcionaria pública y la judicializan como si lo fuera y a mí me investigan por mis orígenes, no por mi gestión. Los aportes de campaña no son ilegales. Son íntegramente legales. Si queremos que sean ilegales, cambiemos la ley”, sugirió.

El fiscal Germán Juárez, que investiga a Humala y Heredia por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, solicitó la prisión preventiva para ambos al argüir una posible fuga de ambos del país.

El pedido de prisión preventiva fue solicitado por Juárez después de que Humala interpusiera un hábeas corpus contra el fiscal por haber acudido al colegio de las hijas del expresidente para verificar si recientemente habían viajado con su abuela al extranjero con el consentimiento de la escuela.

 

Entre las acusaciones contra Humala y Heredia está haber recibido donaciones de dinero del fallecido expresidente de Venezuela Hugo Chávez para la campaña electoral de 2006 y de las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS para la campaña de 2011.

El encarcelado empresario brasileño Marcelo Odebrecht aseguró en abril pasado que su empresa entregó tres millones de dólares para la campaña electoral de Humala de 2011, pero el expresidente niega hasta ahora que existiera ese donativo.

Con información de: EFE.