Relaciones EE.UU-Rusia están en un nivel bajo

El presidente estadounidense Donald Trump advirtió que las relaciones entre Washington y Moscú están en un muy peligroso bajo nivel, un día de después de firmar un nuevo paquete de sanciones que un alto funcionario ruso calificó como guerra económica.

“Nuestra relación con Rusia está en un bajo histórico muy peligroso”, expresó en la red Twitter el mandatario que el miércoles promulgó una ley que incluye sanciones a Rusia y que había sido aprobada por el Congreso la semana pasada.

“Se lo podemos agradecer al Congreso, ¡la misma gente que ni siquiera es capaz de darnos salud!”, agregó en referencia a la reciente derrota en el Senado de sus planes de reforma del sistema de seguros de salud.

Trump selló a regañadientes la ley, e inmediatamente divulgó una nota oficial donde consideró la iniciativa seriamente defectuosa por incluir restricciones a la capacidad del Poder Ejecutivo de negociar con otros países.

La nueva ley -que también incluye medidas contra Corea del Norte e Irán- afecta sobre todo al sector energético de Rusia y otorga a Washington la posibilidad de sancionar a empresas involucradas en el desarrollo de oleoductos en ese país.

Moscú reaccionó con furia a las sanciones. Consideró que la ley es peligrosa porque mina la estabilidad en el mundo y no descartó otros correctivos.

Según el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, las medidas estadounidenses equivalían a una guerra económica abierta y que el presidente Trump había demostrado una debilidad total.

Para Medvedev, el Congreso sometió a Trump a una situación humillante, al dejarle un limitado margen de maniobra a la Casa Blanca en este tema.

A callar

Trump, sin embargo, sí logró presionar con éxito a su par de México, Enrique Peña Nieto, para que dejara de decir que su país no pagará por el muro fronterizo que el magnate prometió en su campaña. Incluso amenazó con suspender todo diálogo bilateral si no se lograba un acuerdo.

“Usted no puede decir más que Estados Unidos va a pagar por el muro”, dijo Trump el 27 de enero, según documentos publicados por el rotativo The Washington Post.

Con información de: AFP.