Bolt, el mayor atleta de la historia, pese a obtener bronce en su última carrera

“Soy el más grande” (I am the greatest), lanzó una vez el mítico boxeador Muhammad Ali, en una frase que pasó a la posteridad.

Aquí lo tienen. Soy el más grande”, lanzó Usain Bolt, haciéndose eco del exboxeador estadounidense cuando el jamaicano logró su tercer oro en los Juegos de Rio-2016.

Pese a que solo ganó el bronce este sábado en los 100 metros de Londres-2017, pasará a la historia como el más grande atleta de todos los tiempos.

“Es el mejor velocista de todos los tiempos. Usain Bolt es un genio. No puedo pensar en otro después de Muhammad Ali que haya tenido tanto impacto dentro y fuera de su deporte”. La frase es de Sebastian Coe, el presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y no está lejos de la realidad.

Desde que el boxeador estadounidense Muhammad Ali diera espectáculo dentro y fuera del cuadrilátero, no ha habido nadie que haya tenido tanto magnetismo en un recinto deportivo y lejos de él.

“Se puede ir a un bar un viernes por la noche y discutir sobre cuál es el mejor futbolista o el mejor tenista, pero nadie pone en duda quién ha sido el más grande en el atletismo”, se explayó Coe.

 

Bolt puede ser comparado con Muhammad Ali o Michael Jordan, el más grande de la historia del básquetbol. Tres iconos sin discusión en sus especialidades deportivas.

Bolt ha ganado ocho medallas de oro olímpicos y once en Mundiales.

“Cuando era niño, soñaba en convertirme en alguien como Michael Jordan, Muhammad Ali. Cuando los niños me dicen que les he servido de inspiración me hace feliz”, afirmó Bolt este año.

“Quiero ser para el atletismo lo que Mohamed Ali es para el boxeo”, declaró el año pasado antes de los Juegos de Rio.

 

Bolt se siente feliz en ese papel de sucesor de Mohammed Ali y el jueves publicó una foto en su cuenta de Instagram, tumbado en la habitación de su hotel y una pantalla al fondo con la imagen del mítico exboxeador norteamericano.

Mohammed Ali falleció en 2016 a los 74 años tras haber dominado el boxeo de los pesos pesados entre 1964 y 1978, pero sobre todo por haber atraído cámaras y multitudes a su alrededor por sus gestos y por sus palabras.

Magnetismo con las cámaras

 

Bolt se parece a Ali por ese magnetismo que tiene con las cámaras.

Pero el boxeo está lejos de ser su deporte favorito, ya que siempre soñó con ser un jugador de cricket, siendo seguidor de la selección de Pakistán, y ahora medita su pase al fútbol, donde sus colores son los del Mánchester United.

Su sueño estos últimos años era reconvertirse en jugador del Mánchester United cuando se retirara del fútbol.

Pero la idea de pasar hora y media en pantalones cortos y camiseta, en partidos con mucho frío, le hizo cambiar de idea.

“Estuve pensando sobre jugar el fútbol. Pero estuve haciendo un entrenamiento con el ‘Kun’ Agüero, con la equipación de futbolista. No estaba nevando pero no soportaba el frío. Y pensé: no puedes hacer esto. Es ridículo”, señaló.

“Me hubiera gustado jugar para Alex Ferguson en el Mánchester United, pero se ha jubilado. Jugaría como extremo izquierdo”, confesó.

Igual que todos los deportistas de renombre, lo mismo que Michael Jordan tenía una línea de ropa deportiva con Nike, Bolt lo tiene con Puma, así como una línea personalizada de relojes Hublot, o unos audífonos que se llaman ‘Soul by Usain Bolt.’

En Kingston, la capital de Jamaica abrió un restaurante con el nombre ‘Tracks & Records’.

Todos estos negocios los administra con la ayuda de sus hermanos Sadeeki y Shrine.

Uno de sus mejores amigos, casi como un hermano, Germaine Mason, falleció el pasado 20 de abril en un accidente de moto en Jamaica.

Mason, de origen jamaicano, al que Bolt conocía de las selecciones juveniles de su país, fue medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, con Gran Bretaña, el país de su padre, a los 34 años de edad.

Quería dedicarle este sábado a su amigo el triunfo en su última carrera de 100 metros, pero no pudo hacerlo.

Fuera de las pistas, se seguirá inspirando en Muhammad Ali, que estará orgulloso de un alumno como el jamaicano.

El Estimulo