Desarrollan un café expreso perfecto basado en método científico

Un investigador desarrolló un método científico para lograr el café expreso perfecto basado en el proceso de molido, la dureza del agua y la frescura de los granos de café, entre otros elementos.

Christopher Hendon es el autor del informe que fue presentado en la 255 reunión de la Sociedad Química Estadounidense, que se celebra en Nueva Orleans.

La investigación dirigida por Hendon, investigador de la Universidad de Oregón (EE.UU.), analiza todas las variables que intervienen en la preparación del café expreso, desde el molido y envasado del grano, hasta la presión del agua y la química mineral.

Según su estudio, el agua “dura”, con una gran cantidad de magnesio y calcio, hace que el café tenga un sabor más fuerte que el agua “blanda” porque compuestos como la cafeína se adhieren al magnesio durante el proceso de elaboración.

Por otro lado, la frescura de los granos de café también puede afectar lo sabrosa que es una taza de café: el recién tostado contiene dióxido de carbono y otros compuestos que se evaporan fácilmente y, con el tiempo, estos compuestos volátiles escapan de los granos, dando como resultado una taza con menos sabor.

Una temperatura más baja reduce la velocidad de evaporación, lo que explica por qué el almacenamiento de café en el refrigerador prolonga su vida útil.

Además, el proceso de molido de los granos juega también un papel “significativo” en el éxito del café resultante.

 

El científico, conocido entre sus colegas como “Doctor Café”, propone un proceso de optimización logrado al modificar el tamaño de molienda y la relación de colado.Después de colaborar e investigar con camareros, Hendon desarrolló un método por el cual pueden lograr un perfil de sabor deseado de manera consistente.

Con información de: Unión Radio.

Comentarios