Compañías eléctricas estadounidenses apuesta por el almacenamiento de la energía solar

La compañía de energía Arizona Public Service (APS) planea utilizar las altas temperaturas que se registran en el desierto de Arizona, Estados Unidos, que en verano pueden superar los 37 grados centígrados, para almacenar energía en baterías y ayudar en el suministro eléctrico durante las temporadas de mayor consumo.

APS en conjunto con la empresa First Solar, está desarrollando la primera red de almacenamiento de energía solar en baterías de ion litio en el estado con la que esperan producir 65 megavatios(MW) a partir del 2021.

Con la energía producida, APS una compañía pública que opera en 11 de los 15 condados de Arizona, podrá tener suficiente abastecimiento para los 2,7 millones de personas a los que suministra energía, en especial los días de verano entre las 3 y las 8 de la tarde, cuando hay mayor consumo los los aires acondicionado en casas y edificios.

“El primer paso es la construcción de los paneles solares que alimentaran el proyecto”, dijo a Efe Jeff Burke, director de recursos y planeamiento de APS, quien agregó que la iniciativa permitirá utilizar la energía generada en el día por los paneles solares.

“La batería tendrá un periodo de operación de 3 horas, será utilizada durante las horas de mayor demanda”, precisó.

En la lactualidad, las horas de mayor consumo son cubiertas en ciudades como Phoenix por medio de plantas de gas natural, el sistema más utilizado por varias eléctricas del país

Sin embargo, varias compañías y expertos están dejando a un lado los métodos de quema de carbón o el gas natural, para sustituirlos por almacenamiento de la energía solar, debido a que es cada vez más rentable.

“Las plantas generadoras de electricidad y los inversionistas están viendo grandes oportunidades en la generación de energía solar y formas de almacenarla para ser utilizada cuando la demanda aumenta”, dijo a Efe Daniel Finn-Foley, analista de la consultora GTM, quien apunta a la progresiva disminución en los próximos años de los precios de las baterías como un factor clave.

Añadió, que esta tecnología aún enfrenta retos, entre ellos la necesidad de más incentivos financieros y créditos de impuestos que permitan aliviar la inversión inicial, lo cual está en manos de los entes reguladores federales y gobiernos estatales, que ya están dando pasos en ese sentido.

Los inversionistas y compañías del sector trabajan ahora por desarrollar baterías con más capacidad de almacenamiento, lo que implica que las eléctricas acepten pagar un precio más alto por un sistema que, entre sus ventajas añadidas, logra mitigar los problemas de intermitencia de los paneles solares, como consecuencia de los días nublados o las noches.

Noticias  Caratota Digital


TAG