¡No lo vuelvas a hacer! Evita estos errores al elegir tu ropa interior

No basta con ponerte una tanga cuando usas leggins o usar pantaletas grandes si llevas falda, la ropa interior es mucho más complicada que eso.

¡No la uses! Esa podría ser la solución para no arruinar tu look con las prendas interiores; claro, puedes estar más libre, sentirás alivio de no ir ajustada y por supuesto, ahorrarás mucho dinero en lencería; sin embargo, ¿qué tan adecuado es esto? Nada.

Una de las sensaciones más placenteras en la vida es despojarse de la ropa interior luego de un día cansado. En verdad no hay nada tan bello como aquél momento en el que cierras la puerta de tu recámara, pones un poco de música relajante y —en cámara lenta— lanzas el bra con toda tu fuerza al cesto de la ropa sucia para tumbarte en la cama con los senos al descubierto, respirando el aroma de tu habitación, sintiendo cada corriente de aire en tus terminaciones nerviosas, dándote tanta satisfacción como es posible. Seguro has pensado «haría esto todo el día».

Pero existe una diferencia abismal entre despojarte de las prendas por la noche y dejar de usarlas para siempre. Está bien si por la noche te quitas el bra y hasta las bragas, pero no usarlas durante todo el día es realmente un reto, ya que la ropa interior está hecha en su mayoría para cuidar la piel tan sensible de esta parte del cuerpo. Sabemos que el vello protege la entrada de bacterias, pero no previene la irritación ni la sensibilidad de la piel. Es por ello que hay que llevar siempre una prenda entre los genitales y la ropa convencional.

No obstante, no hay nada más difícil que llevar la adecuada en el momento preciso, por lo que es necesario conocer algunas reglas básicas que te permitirán sentirte mucho más libre y segura con lo que llevas puesto.

 

Pantaletas

No uses encaje si vas a llevar ropa clara o ajustada puesto que se crean marcas indeseables, incluso,hay ropa que se enrolla al ponértela por lo que las que están llenas de encaje y de adornos extras lucen exageradas en la parte trasera del cuerpo y a veces, por delante, sin importar si usas mezclilla, licra u otro tipo de telas.

No lleves ropa interior oscura si usas un outfit claro, ya que se transparenta y si tiene algún detalle que no te parece bonito, será mucho más evidente. Además, al agacharte es mucho más evidente el color de tus prendas íntimas.

No uses tanga con leggings, ¡jamás! Esto es porque los glúteos deben verse bien y estar firmes, así que las tangas evidencian la flacidez de tu cuerpo, por lo que es mucho mejor que uses prendas que te soporten los músculos. Opta por aquellos calzones que no tienen costuras, así no se marcarán a través de la tela.

No uses pantaletas a la cintura si tus jeans son a la cadera. En estos casos puedes usar tangas o cacheteros, ya que son más cortos. En el 2000 estaba de moda mostrar la ropa interior por encima de cintura; pero en la actualidad luce realmente mal.

Evita ropa negra o blanca, sobre todo si los colores de tu ropa son tonos pastel o si tiene transparencias. Como solución, debes usar ropa interior nude y al igual que el maquillaje, trata de encontrar la tonalidad correcta que no desentone con tu piel.

Noticias 24

Comentarios


TAG