Recordamos la estrategia de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar

 

Reciclar es importante, pero no podemos olvidarnos de las otras dos “erres” porque la contaminación a nivel planetario por plástico es cada vez más alarmante.

Hoy más que nunca, recordamos que reciclar no es suficiente para frenar la contaminación plástica que sufre la Tierra. Es necesario un cambio de mentalidad en el consumo y reducirlo drásticamente. Además, el sistema basado en SIGs es ineficiente y tiene muchas carencias:

  • No todo el plástico puesto en el mercado está siendo reciclado, es el caso de los vasos de un solo uso, las pajitas, las cubertería de usar y tirar que al no ser envases el SIG no los acepta
  • Muchos objetos que son reciclables se escapan del sistema o son rechazados por el mismo, es el caso de la botellas de PET de colores.
  • Los envases fabricados con materiales multicapa o multimaterial, como los bricks, son difíciles o casi imposibles de reciclar.
  • Los materiales obtenidos en las plantas de separación de los SIGs son de baja calidad, pues van mezclado con film y otros plásticos, materia orgánica, otros residuos…
  • La mala calidad del material recuperado en las plantas de separación hace que estos no puedan ser reciclados en España y sean exportados a terceros países.
  • Los SIGs tienen una posición monopolista sin competencia en el mercado estatal. Los datos que ofrecen sobre reciclaje están exagerados y calculados al alza ya que son ellos mismos quienes se auditan, por lo que hay una falta de transparencia en su actividad.

Todo esto no significa que no haya que seguir reciclando, pero también hay que acordarse de las otras dos “erres”: reducir y reutilizar. El reciclaje, que comenzó como solución a nuestra basura, se ha demostrado que no es suficiente para luchar contra la contaminación plástica que nos invade. Antes de llenar tu casa de envases inservibles plantéate cómo evitarlos (usa bolsas de tela, cestas, compra a granel; evita poductos sobre envasados, botellas de plástico, bandejas de poliestireno…). Y si ya lo tienes, recicla: deposítalo en el contenedor amarillo.

Greenpeace!