Las autoridades brasileñas informaron que trasladarán a otros 164 inmigrantes venezolanos a tres ciudades del país suramericano.

Entre las entidades seleccionadas para el traslado están Igarassu, Conde, ambas en el nordeste de Brasil, y Río de Janeiro, a su vez el traslado se realizará desdeBoa Vista, capital regional del empobrecido estado de Roraima y principal punto de acogida  venezolanos.

Las personas  comenzarán su proceso de “interiorización” en albergues de Río de Janeiro, mientras que 69 serán llevados a centros en Igarassu y otros 45 viajarán a Conde, en el marco de un programa del Gobierno brasileño, con apoyo de la ONU, para distribuir el intenso flujo migratorio procedente del vecino país.

Esta será la primera vez que estas tres ciudades recibirán a inmigrantes venezolanos y se sumarán así a Sao Paulo, la mayor del país, Cuiabá y Manaus, que durante los meses de abril y mayo pasados acogieron a un total de 527 personas.

Las autoridades brasileñas calculan que en el último año y medio han entrado a Brasil unos 50.000 venezolanos que huyen de la crisis política, económica y social que azota la nación petrolera y estiman, además, que cerca de 400 cruzan diariamente la frontera.

Una delegación del Parlamento Europeo realizó la semana pasada una visita de tres días a Brasil para evaluar sobre el terreno la situación de los venezolanos, muchos de los cuales viven en las calles a la espera de cupos en los saturados albergues o su traslado a otras localidades del país.

Noticias Globovision