Rodrigo Cabezas: Medidas anunciadas por Maduro agravarán la crisis

Muchas voces discordantes que contrastan con el optimismo gubernamental provienen desde la militancia mas preparada del partido de gobierno. Enfrentar una crisis tan severa como la actual con medidas populistas llevará inexorablemente al incremento de las desfavorables condiciones que enfrenta la economía venezolana y llegado el momento, a un eventual colapso total.

“La recesión, ni la hiperinflación se resolverán con los anuncios que ha realizado el gobierno, todo lo contrario, la van a agravar porque observamos que el tipo de cambio no será sostenible, porque en un plan económico sustentable el tipo de cambio tiene que ser sostenible en la fortaleza de sus reservas internacionales, sino es así, es una retórica de la más barata”.

Rodrigo Cabezas, economista y profesor de La Universidad del Zulia, está convencido de ello. Vislumbra que las salidas al “crash” económico del país trascienden el plano econométrico y se sitúan en el campo de la economía política, así lo expresó en una entrevista en un conocido programa de televisión.

Agregó que “Necesitamos resolver el bloqueo financiero que nos tiene EE UU y la UE en el campo económico y financiero, este es un tema de fuerzas de poder, de alta monta (…) Creo que la posibilidad de que el Gobierno del presidente Maduro por la precariedad política en la que está, por la inmensa división, por el aislamiento internacional a que nos ha llevado en la región, no pareciera estar en condiciones de ceder para resolver este tema que es prelante a todos los demás”.

.– ¿Qué le falta a la receta económica de Maduro?

– No es un programa económico, en rigor a la ciencia económica sistémica, que tome en cuenta lo fiscal, lo monetario, lo cambiario, la balanza de pagos y lo productivo, mucho menos obviando problemas capitales de convocar a una nación a confrontarse con la hiperinflación con un programa monetario y sus características estratégicas, eso no lo conoce la nación, con una meta de crecimiento del producto, ahí no hay una meta de crecimiento del PIB, inflacionaria, no hay una meta de empleo, tampoco hay atención a un problema capital que vive la República que es la situación de impagos y el deterioro operativo y financiero de Pdvsa (…) Con la economía no se juega, la nación venezolana reclama un programa de estabilización macroeconómica, a la vez un programa monetario para detener la hiperinflación y el programa petrolero, eso es vital para lograr la estabilidad política y social (…)

Falta mucho, por la magnitud de la crisis a la que hemos llegado, por la recesión, por la caída de los indicadores que tenemos estamos en una situación de depresión de la cual es más difícil salir, por el quebrantamiento que tenemos, el programa económico que apliquemos está obligado a consensualizarse de la mayor manera posible, es decir, crear un ambiente político, económico y social que genere confianza en el Gobierno, pero también en los actores políticos, económicos y sociales de la nación, no saldremos de esta grave crisis, sino hay consenso en un programa.

– ¿Sin todas estas condiciones a la vista, cuál es el futuro del plan Maduro?

– El intento de asomar unas medidas de política económica están cimentadas en dos ideas: una es un régimen cambiario flexible, el error es que no terminan de suspender el control cambiario. En la medida que sostengan el control cambiario habrá mercado paralelo, habrá mercado negro, por supuesto que ese diferencial será muy alto, cuánto, no lo sé y va a seguir marcando, por la caída en el ingreso de divisas, el tipo de cambio global de la economía venezolana, cuando el ministro de Finanzas dice que hay un mercado libre, pero con subasta, uno se pregunta: ¿para qué subasta si es mercado libre?, si es libre por qué le pones condicionantes de montos, por qué no lo hicieron en la bolsa de valores, que es más transparente, se van a las casas de cambio que le da una opacidad automática.

El otro cimiento es, supuestamente, déficit fiscal cero, ese convencionalismo ya no se usa en la ciencia económica, lo usaron los neoliberales de los años ochenta no sé por qué se lo copia un gobierno, entre comillas revolucionario y socialista, porque la experiencia histórica demuestra que no hay economías con déficit cero porque eso supone que ninguna economía del planeta se endeude (…) de lo que se habla hoy es de un manejo responsable de lo fiscal como el caso de la Unión Europea con un déficit de no más del 3% del PIB como aceptable y manejable, el problema es que nosotros tenemos un déficit fiscal del 16% del PIB, esto es devastador desde el punto de vista inflacionario.

Lo peor es que lo que se anunció no es creíble, no solo por esta inconsistencia numérica, sino que en el mismo momento en que se anuncia un déficit fiscal cero se aprueba el incremento del salario en 3.300%, da un bono que representan 600 billones de bolívares fuertes, asume la nómina de empresas privadas que son 6 mil millones de dólares, de acuerdo con unas estimaciones de Torino Capital, y al mismo tiempo exoneran a Pdvsa de pagar el impuesto sobre la renta, exoneran las importaciones de maquinarias y equipos, entonces uno se pregunta: ¿Dónde está el programa fiscal? (…)

No es creíble el programa porque el anclaje que han hecho en la política cambiaria se reduce a la posibilidad de que se intente simular la emisión de dinero inorgánico en bolívares con emisión de petros, para tener los bolívares suficientes, aún hay espacio de acuerdo al cuaderno blanco del petro para producir más bolívares (…) En consecuencia, lo que anunció el Gobierno no resuelve la recesión, ni la hiperinflación, todo lo contrario, la van a agravar porque observamos que el tipo de cambio no será sostenible, porque en un plan económico sustentable el tipo de cambio tiene que ser sostenible en la fortaleza de sus reservas internacionales, sino es así, es una retórica de la más barata y, en segundo lugar, con una sustentabilidad fiscal, una política fiscal que regrese a la economía venezolana la adecuación dinámica entre gasto público e importaciones que tuvimos durante ochenta años y que hoy está rota.

– El Gobierno espera abatir la inflación anclando el sistema de precios a “acuerdos” con el sector productivo… ¿este es sustentable?

– (…) En medio de un comportamiento muy errático del BCV al crear dinero de la nada como nunca antes se había visto en nuestra economía y como nunca antes en América Latina, en el corto plazo todo hace presumir que la escalada de precios va a continuar pues este es un tema de alta economía, no es un tema policiaco, militar, no se resuelve metiendo presos a empresarios, ni cerrando panaderías, ni abastos, ni peluquerías, se resuelve con un programa económico de estabilización que pueda ser creíble y que tenga consenso.

Con información de Venezuela al Día

 

Comentarios