Conozca la razón por la que Steve Perry regresará a la música

Después de que dejó la agrupación Journey, el cantante Steve Perry no cantó para nadie, ni siquiera para él mismo.

Ninguna canción en la ducha, nada de tararear lo que escuchaba en la radio, ningún concierto privado para familiares o amigos. Así de fundido estaba, pese a tener una de las voces más poderosas del rock and roll.

Pero un traspié en una relación lo obligó a dar una actuación improvisada, para una sola persona, mientras escalaba una montaña.

Perry recordó, en una entrevista reciente, que estaba en una casa para perros con su novia, rogándole que lo perdonara, cuando ella le dio un ultimátum: le pidió que cantara.

“Le dije: ‘vamos, sabes que no hago eso, no lo he hecho en años”, contó el músico.

Pero queriendo salvar su relación, le preguntó qué canción quería escuchar y la respuesta fue “Open Arms”.

“Empecé a cantarla para ella. Y cuando terminé me dijo ‘Okay’”, contó Perry. “Así que eso me sacó del apuro”.

Esa misma novia, Kellie Nash, es la razón por la cual lanzó su primer álbum en casi 25 años. Lleva el nombre de “Traces” y debutó esta semana en los primeros lugares de la lista Top 200 de Billboard.

Por décadas, Perry se negó a hacer música, incluso, cuando Journey fue incorporada al Salón de la Fama del Rock and Roll declinó cantar con la banda mientras esta interpretaba “Don’t stop believin’”.

Pero Nash, quien tenía cáncer de mama, le hizo prometer que si algo le llegaba a pasar, él no se escondería más en su cascarón. Cuando ella murió, él honró sus deseos.

“Un corazón no está completo hasta que está completamente roto. Y te digo, mi corazón está completamente roto y está abierto de nuevo. Pero está abierto a la emoción, sea una canción de rock, una canción de pérdida o simplemente una canción de ruptura”, dijo el cantante de 69 años. “El álbum tiene todo eso, pero es sobre tener el corazón abierto, creo”.

Agencia

Comentarios