Por daños al medio ambiente Costa Rica suspende proyecto hidroeléctrico

El proyecto hidroeléctrico El Diquís, considerado el más grande de Centroamérica con una inversión calculada en 2.100 millones de dólares y rechazado por comunidades indígenas, fue suspendido de forma indefinida, informó hoy el Gobierno de Costa Rica.

“Se da una suspensión indefinida del proyecto hidroeléctrico El Diquís, esto significa el cierre inmediato (…) que no vamos a continuar con el mecanismo de consulta indígena, que no se va a finalizar la etapa de factibilidad ambiental, y que tenemos que pasar a gasto 146 millones de dólares en nuestros estados financieros”, declaró la presidenta del estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Irene Cañas.

El Diquís es un proyecto de 650 megavatios planteado desde 2006 en la zona sur del país. Su desarrollo estaba suspendido desde 2011 para avanzar en una consulta con grupos indígenas de las localidades cercanas, que lo rechazaban por considerar que causaría daños al medioambiente y la cultura.

Para el abogado ambientalista Álvaro Sagot Rodríguez, el Gobierno toma la decisión tras una  acción de inconstitucionalidad contra el decreto de conveniencia del PH Diquís y el reclamo de derechos de la naturaleza “hoy tenemos el anuncio del ICE que echa para atrás ese mega proyecto!!”.

“Bien por el Río Grande de Térraba que con el embalse no inundaría sitios sagrados. Bien por los compañeros que presentaron codayuvancias y por Asdrubal Rivera Villanueva que fue quien dio la cara contra el Estado!!”, añadió.

“No obtendremos un criterio sobre los derechos de los ecosistemas por ahora, pero aún queda más por seguir defendiendo al Río!! Recordemos las piñeras y las extracciones de materiales”, escribió Sagot Rodríguez en su cuenta de Facebook.

La suspensión indefinida del proyecto hidroeléctrico obedece a que el llamado Plan de Expansión de la Generación determinó que el ICE tiene la capacidad instalada para la solventar la demanda eléctrica de la próxima década, explicó Cañas en una conferencia de prensa este viernes.

Por ello, también se aplazarán varios proyectos en ejecución, como el geotérmico Borinquen 1, que estaba previsto que entrara en operación en el 2024 pero ahora se proyecta para el 2026, y se reprogramarán estudios de preinversión de otras iniciativas energéticas.

Cañas indicó que la demanda eléctrica de Costa Rica ha venido reduciéndose en los últimos años debido a factores como la incorporación de nuevas tecnologías, el cambio en los patrones de consumo, las políticas de eficiencia energética, la migración de la industria de procesos de manufactura a servicios, y la contracción económica.

La matriz eléctrica de Costa Rica está conformada por recursos renovables: agua, viento, geotermia, biomasa y sol. Esta combinación ha permitido que el país sobrepase el 98 por ciento de generación renovable en su sistema eléctrico nacional en los últimos cuatro años.

Ecovisión.tv

Comentarios