El G-20 argentino

Los presidentes de los países con las economías más importante del mundo se reúnen en buenos aires los días 30 de noviembre y el 1 de diciembre, con una variación de temas en la agenda que van desde trabajo del futuro, conectividad global y seguridad alimentaria, además de otros temas particulares que se desarrollaran en las reuniones bilaterales, como por ejemplo la del presidente argentino con la premier de Inglaterra.

Ahora bien, el ciudadano común, no le interesa G-20 más que el día feriado que tendrá o las molestias que tendrá que enfrentar esos días, debido a que, por la visita de 18 mandatarios con sus respectivas delegaciones, los ferrocarriles no funcionarán, no operarán ni el Puerto de Buenos Aires ni el aeropuerto que está en la ciudad, y el aeropuerto de Ezeiza funcionara con un protocolo distinto, nada podrá funcionar en un radio de 12 kilómetros a la cumbre, por medidas de seguridad.

El gobierno argentino, hace todo lo posible por convertir la cumbre en un triunfo político, y tratar en lo posible de darle “tranquilidad” y “confianza” al electorado, pues, desde ya se encuentra en una pre-campaña electoral, en un momento en que los indicadores económicos y sociales, en nada lo favorecen: inflación en aumento permanente, la pobreza subió al 27% el desempleo al 10%

Por otra parte, se está desarrollando una contra cumbre, con el primer foro mundial del pensamiento crítico, con una temática bien particular, “el peligro de una fascistización de los procesos políticos” y “el funcionamiento que está teniendo el sistema judicial en muchos países de América Latina”.

Este foro o contra cumbre, cuenta con la presencia de líderes mundiales, intelectuales, activistas y dirigentes de movimientos sociales y populares, organizaciones de derechos humanos, estudiantiles, feministas, antirracistas, antimperialistas y ecologistas, así como docentes, investigadores y estudiantes de todos los campos.

Algunas de las personalidades que hacen acto de presencia en este foro son: Dilma Rousseff, Cristina Fernández de Kirchner, Álvaro García Linera y José “Pepe” Mujica.

Por su parte, la expresidenta Cristina Kirchner manifestó en su participación en este foro: “Nosotros como espacio progresista debemos acostumbrarnos a no presentarnos como la contra, sino como el espacio político y social que excede la categoría de izquierdas y derechas para ingresar decididamente en una nueva categoría de pensamiento, y es la de pueblo”

 

Henry Nava

Comentarios