¡El Dólar no es tan verde!

Una vez finalizada la cumbre del G-20 en Argentina, tanto como el gobierno de los Estados Unidos como el de la República Popular China, han decidido, tomarse 90 días para no seguir con sus “agresiones” arancelarias.

El gobierno de los Estados Unidos se comprometió a no subir los aranceles por más de 20.000 millones de dólares en la importación de productos provenientes del gigante asiático, y este, accedido a comprar más productos norteamericanos y bajar un poco los aranceles en las importaciones de sus vehículos.

Ahora bien, lo que parecía una gran noticia, en estos tiempos de conflictividad, resulto ser una gran contradicción para los mercados, pues se generó una descompresión sobre los riesgos económicos mundiales, que podría retomar la senda de crecimiento global, que se traía en el año 2018.

De acuerdo a una nota que escribió Brad Bechtel, jefe de divisas en Jefferies, una compañía multinacional estadounidense de servicios financieros:  “Esto nos prepara para una posible estrategia de compra de divisas en otros mercados” además señalo: “Es posible que nos adentremos en un período de debilidad del dólar a medida que la industria de resincronización del crecimiento global regresa a la mentalidad del mercado”.

Por otra parte, al término de la semana, y para completar noticias no tan buenas para la economía de los estados unidos, se produjo el arresto de la directora financiera y vicepresidenta de Huawei, Wanzhou Meng. Huawei es una de las mayores empresas tecnológicas de China. Pero lo que realmente propició el descenso de las acciones y las divisas asiáticas fue, ante esta detención, las acciones y divisas se vendieron de forma masiva ante el temor de que no se llegue a ningún acuerdo en los próximos 90 días, dando lugar a la siguiente ronda de aranceles.

Estados unidos, por su parte, pareciera forzar una negociación, con esta medida, pues ahora todo parece ser duda, sobre querer centrarse en una negociación que beneficie a ambas partes, sino que se empeña en trabar el mejor desarrollo de relaciones con sus pares en el mundo.

Nuevamente aumenta la tensión mundial y se ve amenazada la paz, por este nuevo incidente entre las dos principales potencias, Estados Unidos y China.

Henry Nava

Comentarios