fbpx

#11Dic Día internacional de las montañas

63

El Día Internacional de las Montañas tiene su origen en 1992, cuando la adopción del Capítulo 13 del Programa 21 “Ordenación de los Sistemas Frágiles: Desarrollo Sostenible de las Zonas de Montaña” marca un hito en la historia del desarrollo de las zonas de montaña durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

El creciente interés acerca de la importancia de las montañas llevó a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a declarar 2002 como Año Internacional de las Montañas, y a su vez designar el 11 de Diciembre como el “Día internacional de las Montañas”.

Desde 2003 se ha celebrado cada año para sensibilizar sobre la importancia que las montañas tienen para la vida, para destacar las oportunidades y los límites en el desarrollo de las montañas y para construir alianzas que aporten cambios positivos, tanto para los pueblos de la montaña como para los ambientes alrededor del mundo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), es el organismo coordinador para la preparación y festejo de esta conmemoración (DIM) y está encargada de dirigir su observancia a nivel mundial. El equipo de Montaña y Ordenación de Cuencas hidrográficas del Departamento Forestal es el responsable de coordinar este proceso internacional.

#MountainsMatter (Las montañas son importantes) es el tema escogido este año para la celebración del Día Internacional de las Montañas.

Si bien se mencionan en la Agenda 2030, las montañas a menudo suelen ser olvidadas. Teniendo en cuenta la función fundamental que desempeñan en la suministración de bienes y servicios ecosistémicos esenciales para el planeta y su vulnerabilidad frente al cambio climático, debemos intensificar los esfuerzos y aumentar la atención sobre las montañas.

Al abarcar el 22 por ciento de la superficie de la tierra, las montañas desempeñan un papel fundamental en el avance del mundo hacia el crecimiento económico sostenible.

Las montañas no sólo aportan el sustento y el bienestar a cerca de 915 millones de personas que viven en las montañas en todo el mundo, sino que benefician indirectamente a miles de millones de personas que viven en las tierras bajas.

Las montañas son la fuente de agua dulce, energía y alimentos – recursos que serán cada vez más escasos en las décadas futuras.

Con información de FAO

Comentarios