fbpx

AN celebró investigación mexicana sobre importación de productos Clap

108

La Comisión de Contraloría del Parlamento, de mayoría opositora, celebró este viernes que la Procuraduría mexicana desarticulara una red que enviaba comestibles con sobreprecio a Venezuela en el marco de un programa estatal de venta de alimento subsidiados.

“Estaban cobrando sobreprecio a Venezuela, en algunos casos el incremento fue de 112% en productos mexicanos, pero en otros rubros llegaron a sobre facturar hasta el 777 % como es el caso de la leche”, dijo el presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) Freddy Superlano.

Las declaraciones del diputado fueron difundidas este viernes en un comunicado en el que también se incluye la cita: “Es un gran avance que se esté desmantelando todo el entramado de corrupción en Latinoamérica”.

Superlano recordó que una comisión del Parlamento venezolano estuvo en México investigando “parte de la corrupción” con el programa estatal Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) por medio del cual se venden cajas de alimentos a precios subsidiados por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Estas cajas, que contienen unos 14 kilos de comida que en su mayoría se importa de México, es vendida -según el Gobierno de Maduro- a unas 6 millones de personas.

Superlano dijo que el Parlamento venezolano consignó de manera formal la denuncia sobre la supuesta corrupción con las cajas Clap ante la Procuraduría General de México, después de que se descubrieran “permisos entregados a empresas sin tener todos los elementos y requisitos exigidos por la Ley mexicana”.

El diputado aseguró que entre 9 y 14 empresas registradas en México “servían solo como fachada”.

También indicó que estas investigaciones también se han extendido a Panamá -desde donde también se exportan productos para el programa Clap- y que el gobierno de ese país “pudiera hacer algunos anuncios similares (a los de México) en los próximos días”.

Este jueves, el subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, Alonso Lira, dijo que esta red, formada por personas y empresas mexicanas y de otras nacionalidades, compraba los comestibles en México con recursos del programa Clap de Venezuela.

“Este grupo ha obtenido recursos públicos venezolanos desviándolos de sus fines humanitarios para adquirir alimentos y especular comercialmente aprovechándose de la carestía alimentaria que aqueja a Venezuela”, dijo Lira.

Este sistema de venta de alimentos subsidiados fue lanzado por Maduro en marzo de 2016 como un método para hacer frente a la escasez de alimentos, que según el presidente se debe a una “guerra económica” que hacen empresarios y opositores para desestabilizar su gobierno.

Hace exactamente un mes el Parlamento venezolano denunció que el Gobierno de Maduro causó millonarias pérdidas al país con la importación a sobrecoste de los alimentos de las cajas Clap.

En ese momento Superlano dijo, tras presentar un informe, que solo entre los años 2016 y 2017 Venezuela sufrió un daño patrimonial cercano a los 5.000 millones de dólares, causado por los enormes márgenes de ganancia de las empresas ligadas al programa Clap.

Las cajas contienen latas de atún, aceite vegetal, arroz, azúcar, harina de maíz, un producto lácteo en polvo, espagueti, fríjoles, salsa de tomate y mayonesa.

Comentarios