fbpx

Argentina, con la caja vacía

59

El default, el gran fantasma, al que tanto le temen los argentinos y las economías del cono sur, pudiera reaparecer, incluso con más fuerza que en la década de los 90.

Después de la ola privatizadora en esa época, el granero del continente y quizá del mundo, se quedó sin dinero para honrar sus compromisos de pago internacionales.

Contrario a esos días, la Argentina pago en deudas internacionales, alrededor de USD 153.000 millones desde en 10 años y contaba con más de USD 50.000 millones en reservas internacionales.

El país, había recuperado su capacidad de producir y de exportar, cada exportación, pagaba impuestos, una vez declarada y esos impuestos se tenían que liquidar en divisas

Se cerraron casi todas las importaciones de bienes y servicios que se producían en el país, para potenciarse de desde adentro, de esta forma se creó empleo, se captaron las divisas necesarias para garantizar la inversión social en educación y salud fundamentalmente.

No obstante, a pesar de haber tenido un manejo de la economía bastante acertado durante varios años, hoy pareciera que todos en el mercado financiero consideran que Argentina está cerca del default. No hay aquí ningún secreto. El tema es saber cuándo y de qué manera se efectuará. Si con una decisión unilateral, de forma brutal, o con negociaciones previas.

Y es que, ese país ya no recibe dólares por sus exportaciones, debido a que una medida gubernamental, amplio el tiempo de pago de esos impuestos, y, además, esos pagos, se hacen en pesos argentinos. Lo que ciertamente fue un control cambiario (cepo cambiario) para comprar moneda extranjera se liberó y amplió a 5 millones de dólares para cualquier persona, lo que ha provocado una fuga de capitales, imposible de frenar, asimismo, se abrieron las importaciones a cualquier bien o servicio, lo que ha llevado al cierre de miles de industrias y al aumento del desempleo.

La nueva deuda con el FMI consumirá el 80% del PIB de esa Nación.

El riesgo país, se ubicó en 754 puntos, es decir que la patria de Maradona ya está pagando tasas entre tres y cuatro veces más caras respecto del resto de las economías de este lado del mundo.

Lejos de la lluvia de inversiones prometidas, los inversores no confían en un país que tiene más inflación en un mes que todos sus vecinos juntos, el dato suministrado por el organismo oficial, da cuenta que la inflación fue de 5.4% en octubre, pero resulta que, en los 9 países vecinos, sumándolos todos, fue de solo 2.6%, la mitad de la inflación argentina, sin contar que el consumo ha caído en -5.6%

En otras palabras, la argentina se ha quedado con la caja vacía.

Henry Nava

Comentarios