fbpx

Ayuda Humanitaria: Solo bidones y pastillas potabilizadoras entrega Cruz Roja

212

Cientos de venezolanos acudieron este jueves a la Cruz Roja en Caracas para recibir la ayuda humanitaria ingresada al país el pasado martes y por la que hicieron una larga fila a la espera de que les entregaran bidones y pastillas para potabilizar el agua que hoy también escasea en la nación suramericana.

Algunos, como el ingeniero de sistemas jubilado José Martínez, de 63 años, acudían con la esperanza de poder conseguir medicamentos, pero se conformaban al conocer que solo recibirían un bidón y una caja de pastillas potabilizadoras.

Martínez, quien vestía una camisa roja con una imagen del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), dijo a EFE que le parecía «extraordinario» el apoyo humanitario en medio de la crisis, y aunque aseguró que el agua llega «regularmente» a su hogar, hacía su fila para recibir la cubeta de 20 litros.

(EFE)

«Me parece extraordinario y había también una expectativa de que nos entregaran una medicina, yo traje mi justificativo médico (…) pero el día de hoy solamente están entregando los recipientes para el agua y los potabilizadores», indicó.

El hombre, que además se apoyaba en un bastón, fue criticado por una mujer identificada como María Teresa Zúñiga, quien, por el contrario, dijo a EFE que recibía agua en su casa cada ocho días y «llena totalmente de arena negra».

Pese a que las autoridades de la Cruz Roja han pedido no politizar la ayuda humanitaria, la mujer de 57 años no dudó en afirmar que los apoyos ingresados el martes a Venezuela son un logro del «presidente interino», en referencia al jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó.

(AFP)

«En mi casa -el agua- llegaba frecuente, pero ahora con el problema que hay, cuando se va la luz se va el agua (…) no se ha ido la luz pero estamos sin agua todavía, no sé si habrá, creo que desde el jueves estamos sin agua», señaló.

La actividad transcurrió con normalidad hasta que los bidones se acabaron y varios de los que se encontraban en la fila se enfadaron.

Comentarios