fbpx

Bancos evitan negociar con Venezuela por miedo a castigos de EE.UU

132

Las sanciones económicas de Estados Unidos a Venezuela son tan complejas, y el costo de eludirlas es tan alto, que algunos bancos evitan todo tipo de transacciones con ese país petrolero acorralado entre la debacle económica y la agitación política.

Daniel Gutiérrez, director del comité de cumplimiento anti-lavado de dinero de la FIBA (Florida International Bankers Association), dijo a la AFP que ahora es muy complejo operar cada transacción con Venezuela, pues hay que descifrar las sanciones una por una, sus especificidades y excepciones, consultar con abogados y verificar los datos, caso por caso.

De no hacerlo correctamente, la multa de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) puede superar el millón de dólares.

En consecuencia, «hay mucho banco grande en Estados Unidos que ha tomado la decisión de desconectarse, de desligarse del tema de Venezuela por todo lo que contrae», prosiguió el banquero.

Buscando forzar la salida del presidente Nicolás Maduro del poder, Washington ha sancionado en los últimos tres años a decenas de personas afines al gobierno chavista y aplicó en enero un embargo al crudo de Venezuela, que es motor y chispa de su economía.

Pero el embargo de 7 mil millones de dólares de activos de la estatal petrolera Pdvsa anunciado el 28 de enero no es absoluto, sino que incluye un puñado de licencias que indican a los banqueros lo que pueden y no pueden hacer.

Por esto, «los bancos se ven en una situación en la cual tienen que analizar el costo y beneficio que trae una cartera de clientes», dijo Gutiérrez, cuya asociación representa a más de 60 bancos domésticos e internacionales de Florida -la plaza favorita de los venezolanos.

Gutiérrez puso como ejemplo una de las 12 licencias del Departamento del Tesoro, la 8. Ésta autoriza trabajar con compañías como Chevron, Halliburton y otras petroleras que operan en Venezuela, pero prohíbe que tales transacciones involucren diluyentes.

«¿Cómo voy a saber yo, que soy tu banco, si por ejemplo una transacción cablegráfica es para el propósito de exportar un diluyente? Luego el banco puede tener un problema con esa sanción específica», dijo.

Gutiérrez detalló que algunos miembros de la FIBA han reportado que «ciertos bancos grandes llamados corresponsales» -a los que no quiso identificar- han entrado en un proceso de «de-risking», que significa evitar cualquier transacción que implique riesgos regulatorios.

Los bancos corresponsales son los intermediarios de las transferencias internacionales.

«De-risking» temporal
Martín Litwak, abogado basado en Miami y especializado en inversiones offshore y protecciones contra el lavado de dinero, dijo que no le sorprendería que se iniciara un proceso de «de-risking» bancario relativo a Venezuela, aunque vaticinó que, si así fuera, sería efímero.

Recordó que hace tres años, cuando se empezó a requerir más intercambio de información financiera entre países, muchos bancos de las islas del Caribe se quedaron sin corresponsales en un fenómeno de «de-risking» que actualmente está superado.

«Esto va a ser una realidad solamente si la crisis de Venezuela se prolonga mucho tiempo; pero si no, los bancos van a intentar lidiar con la situación y no tomarán medidas drásticas», comentó a la AFP.

«Es un tema de oportunidad de negocios. Si muchos bancos se bajan, entonces algunos van a seguir haciendo transacciones porque van a poder cobrar más o tener más negocios».

Este negocio incluye no sólo los portafolios, sino además significativas remesas de fondos hacia Venezuela, prosiguó el abogado, también autor del libro de divulgación financiera «Cómo protegen sus activos los más ricos» (2018).

De los 2.200 millones de dólares que se remitieron a Venezuela en 2018, 650 millones provenían de Estados Unidos, dijo a AFP Manuel Orozco, director del área de remesas del Diálogo Interamericano.

Christine Savage, del bufete King & Spalding LLP, dijo al Wall Street Journal que la continua divulgación de sanciones y la confusión que producen las posteriores licencias es resultado de lo inestable que es la situación en Venezuela.

Los funcionarios del Tesoro «están actuando lo más rápido que pueden», dijo al diario financiero refiriéndose a las guías publicadas en febrero, «y ahora están trabajando con algunas de las consecuencias accidentales de estas decisiones apresuradas».

Según la consultora venezolana Ecoanalítica, un 80% de la liquidez por ventas de crudo en Venezuela proviene de su relación comercial con Estados Unidos, pues las exportaciones hacia países aliados de Maduro como Rusia o China se dedican principalmente a pagos de deudas.

La FIBA celebra en Miami del 11 al 13 de marzo su 19ª conferencia de Cumplimiento Antilavado de Dinero.

Comentarios