fbpx

Científicos ecuatorianos generan electricidad con bacterias

56

En la búsqueda de satisfacer la creciente demanda de energía en el mundo, científicos ecuatorianos trabajan en experimentos que pueden generar energía no contaminante a partir de las bacterias.
Los experimentos desarrollados en la facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Central de Ecuador (UCE) revelan que las bacterias además son capaces de limpiar ríos, lagos y océanos a la vez que se generaría electricidad.
Raúl Bahamonde, docente universitario y líder del proyecto, explicó que lo que se realiza en los laboratorios es obtener bacterias de la represa de Paute, ubicada en la provincia andina de Azuay (sur), las cuales son capaces de degradar la materia orgánica y producir electrones en el proceso.
“Los objetivos son el cambio de la matriz energética, pues damos alternativas de energía limpia al tratar aguas residuales y por otro lado aportarnos a cuidar el medio ambiente y salvar el planeta”.
¿Como funciona el sistema?
Basados en el principio de que todas las células emiten electrones al descomponer su alimento para producir la energía vital para vivir (incluyendo los seres humanos); diversos laboratorios intentan desarrollar un tipo de células combustibles llamadas microbianas.
Estas microbianas funcionarían bajo el mismo principio que las pilas: con un flujo de electrones.
En principio, el experimento consiste en pequeños contenedores llamados bioceldas en el que en un lado se deposita, junto con las bacterias, materia orgánica como las de las aguas servidas, el petróleo, los pesticidas, entre otros.
Esta materia orgánica es el alimento que hace que las microbianas generan los electrones al descomponerlo.
Del otro lado del compartimiento, separado por una membrana, se acumula el agua pura y el oxígeno que se produce producto de esta descomposición.
Así pues, estos diminutos organismos pueden ser la solución a la contaminación puesto que “no contamina, purifica el agua y además produce electricidad”, explicó Sonia Zapata, profesora de microbiología de la Universidad San Francisco, quien señaló que esta tecnología cumple con un proceso multidiciplinario.

Comentarios