fbpx

Croacia se proclamó campeona de la Copa Davis

31

Croacia se llevó la Copa Davis de tenis al derrotar a Francia 3-1 en la final, luego de la victoria de Marin Cilic en tres sets a Lucas Pouille (7-6 (7/3), 6-3, 6-3) en el cuarto partido, celebrado este domingo en Lille.

Croacia consigue la segunda Copa Davis de su historia trece años después de la primera, una competición centenaria que el año que viene se reformará y experimentará un cambio radical.

«Es un sentimiento fantástico. Es increíble en estas condiciones, con esta presión», dijo al terminar el partido Zeljko Krajan, capitán del equipo croata.

«No hay secretos, solo les he dicho a los jugadores que eran lo suficientemente buenos para ganar, para merecer este trofeo en estas condiciones», añadió Krajan.

Los franceses, que defendían la corona conquistada en 2017 ante su público, no pudieron con los croatas, que contaban en sus filas con dos jugadores del top 15 mundial, Cilic (7º) y Borna Coric (12º), que con 22 años ha firmado la mejor temporada de su carrera.

El sábado Nicolas Mahut y Pierre-Hugues Herbert le dieron a Francia su único punto de la final ganando el partidos de dobles (6-4, 6-4, 3-6, 7-6 (7/3)) contra la pareja Mate Pavic-Ivan Dodig.

Pero un día antes Coric, por 6-2, 7-5, 6-4, y Cilic (6-3, 7-5, 6-4) habían obtenido para Croacia los dos primeros puntos de la final al vencer en sus duelos individuales a Jeremy Chardy y Jo-Wilfried Tsonga respectivamente.

Cilic, que se hundió en la final de hace dos años contra Argentina cuando dominaba dos sets a cero en el cuarto partido a Juan Martín del Potro, supo dominar sus nervios sobre la tierra batida de Lille.

«Es un fin de semana de ensueño, todos soñamos con jugar así de bien todo el fin de semana», declaró el N.1 croata.

– Decisiones discutibles –

«Estoy increíblemente orgulloso del equipo y de la manera en la que hemos jugado. Hemos ganado juntos, somos campeones del mundo. Es el final de un gran capítulo de mi vida», añadió Cilic.

A pesar de alcanzar la final, el tenis francés no ha vivido un buen 2018. Por primera vez desde 1980, ninguno de sus representantes alcanzó los cuartos de final de un torneo de Grand Slam.

Estos malos resultados se notaron también en la clasificación mundial, quedándose Francia sin ningún tenista dentro del top 20 en octubre, algo que no ocurría desde hacía doce años.

El capitán del equipo francés, Yannick Noah, no pudo despedirse del cargo con una victoria. En la próxima edición tomará los mandos la extenista Amélie Mauresmo.

Las decisiones de Noah en la final despertaron interrogantes. En primer lugar el carismático capitán decidió prescindir de dos de sus mejores jugadores, Gaël Monfils (29º) y, sobre todo, Gilles Simon (30º), el jugador más en forma en este final de temporada y con un cara a cara favorable frente a Cilic y Coric. El número 1 francés, Richard Gasquet, está lesionado.

En su lugar Noah convocó a Tsonga, caído a la 259ª posición tras ser operado de la rodilla y estar fuera del circuito hasta mediados de septiembre, y a Chardy (N.40), al que dio la titularidad para el partido inaugural a pesar de ser el jugador menos experimentado.

A partir de 2019 la Copa Davis dejará de disputarse en su formato tradicional y se concentrará en una semana de competición que reunirá a 18 países, a finales de noviembre si no hay cambios, en Madrid.

Panorama

Comentarios