fbpx
peralta

David Peralta comanda el nuevo proyecto desértico

84

La “Senger Line” fue una de las líneas defensivas de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Adolf Hitler decidió rebautizarla para que en caso de ser vulnerada, no lo usaran como propaganda nociva hacia el proyecto que lideraba (se llamaba “Hitler Line” en un principio). Lo hizo en nombre del general Fridolin von Senger und Etterli. Los motivos de Torey Lovullo para armar su línea ofensiva en torno a Senger David Peralta no tienen nada que ver con un asunto de discreción, sino al hecho de que Paul Goldschmidt y A. J. Pollock, quienes sumaron 51 cuadrangulares en 2018; tomaron nuevos rumbos en sus carreras.

No obstante, y a pesar de que el criollo fue líder en remolcadas (87) y promedio al bate (.293), además de segundo en jonrones (30) el año pasado; la partida de esos dos importantes toleteros influiría en que el resto de la liga los viese como un enemigo menos peligroso en 2019. Este año lo acompañan un Adam Jones de 33 años cuya carrera viene en sentido descendente y un Christian Walker con buenas credenciales en las Ligas Menores que hasta 2018 había mostrado más vulnerabilidad que fuerza en 61 encuentros desde 2014. Ante la incertidumbre que ofrecen ambos, es Senger David la figura más representativa de esa alineación.

El perfil adecuado

El criollo viene precisamente de su mejor campaña ofensiva, luego de 5 temporadas en el Béisbol Mayor. Aparte de los 30 bombazos, las 87 producidas y el average de .293; anotó 75 carreras y tuvo OBP de .352, con un tope personal de extrabases (60).

Un Spring Training flojo (.191, 1 HR, 3 HR, .283 OBP en 18 JJ), el peor de su carrera, no habrá sido suficiente para hacer dudar a su cuerpo técnico de que el valenciano está en capacidad de asumir su nuevo rol con éxito, de la misma forma en la que ha superado cada obstáculo en su carrera. Apenas el principal Brian Gorman dio la voz de Play Ball el pasado 28 de marzo en el Dodger Stadium para dar inicio oficial a la temporada de los Cascabeles de Arizona, Peralta se cambió el chip y los batazos comenzaron a brotar de su madero.

Aunque falló en sus primeras 3 visitas al plato de 2019, en el noveno episodio de ese choque conectaría su primer imparable para contribuir con un rally de 3 carreras que no fue suficiente para evitar la derrota 12 x 5 de los desérticos. Desde entonces, ha conectado inatrapables en todos los cotejos y ha repartido más de uno en 6 de 8 (hilvana 5 en este momento). Sus 17 hits lideran ambas ligas, es primero en la Liga Nacional en extrabases (8) y su total de bases es tercero (27) en el viejo circuito.

El momento más caliente de su carrera

Su racha más larga de juegos consecutivos dando de hit es de 13, en 2015. En aquella ocasión conectó 15 imparables en 49 turnos (.306); no obstante, en los primeros 8 encuentros de 2019, el jardinero venezolano ha disparado 17 hits en 38 viajes al plato para un escándalos promedio de .447. Sí, son 2 indiscutibles más en 7 juegos menos.

Históricamente, Peralta ha sido vulnerable ante los zurdos (.246 de por vida), pero en esos primero 8 partidos les conectó de 16-7 (.438), con 1 carrera remolcada.

La clave del éxito en este inicio

En su carrera, Peralta ha demostrado capacidad para batear bien cualquier tipo de envío. De hecho, el lanzamiento que mayor daño le había hecho en su carrera antes de 2019 es la slider, la cual bateaba para .253 y el 33.20% de las veces que le hizo swing la abanicó. En cuanto a la recta, la bateaba para .285 y solo la abanicaba el 18,86% de las veces que le hacía swing.

En los primero 8 juegos disputados esta campaña, batea .800 ante el pitcheo rápido y .500 ante la slider. Todavía no le han propinado el primer ponche con una recta y 5 de sus 8 extrabases son ante ese pitcheo. Solo 7,41% de las veces que ha intentado batearla no ha hecho contacto.

En cuanto a la slider, sus 2 dos incogibles en este caso han sido dobletes, se ponchó en una ocasión. También frente a este pitcheo ha disminuido sus swings fallidos, a un porcentaje de 16,67% cuando trata de conectarla. Han sido el cambio y la sinker los envíos con los cuales han podido dominarlo (13-1, .077 ante esos envíos, con 5 de sus 7 ponches).

Podemos notar entonces que prácticamente ha reducido a la mitad sus swings fallidos frente a rectas y slider en lo que va de campaña.

Hará lo que pueda

El año pasado el WAR de David Peralta fue de 3.8, mientras que el de Paul Goldschmidt fue de 5.1. La diferencia entre uno y otro es significativa, lo cual refleja la importancia que tenía el fuerte inicialista en el lineup de las serpientes. El buen comienzo de David apenas ha servido para un récord equilibrado de 4-4 antes de la jornada de hoy, pero poco se puede influir desde el punto de vista ofensivo cuando tu pitcheo es penúltimo entre los 30 equipos con 7.25 de ERA.

Es lógico que no mantendrá este explosivo ritmo y buen contacto durante 6 meses, pero estamos ante su mejor comienzo de campaña desde 2014, su año de estreno. El carabobeño tiene 31 años, pero si nos guiamos por sus 2 campañas previas, su rendimiento aún viene en ascenso. Podríamos estar a las puertas del mejor año de su admirable carrera.

Ahora bien, más allá de eso, los Cascabeles no parecen tener la nómina necesaria para arrebatarles el banderín de la división oeste de la LN a los Dodgers de Los Ángeles ni para estar por encima de los Rockies de Colorado. Es casi una certeza que al igual que los nazis en 1944, la línea Senger de Lovullo sea vencida tarde o temprano, pero no precisamente por culpa de quien inspiró su nombre; sino más bien por la superioridad de sus oponentes.

La entrada David Peralta comanda el nuevo proyecto desértico se publicó primero en SportsVE.

Comentarios