fbpx

Dip. Ávila: Cuando las tripas suenan no hay represión que pueda callarlas

56

El diputado a la Asamblea Nacional (MUD), Omar Ávila, fijó posición sobre los actos violentos que se han suscitado en el país, así como las agresiones a las que han sido objeto diputados de la Unidad en los últimos días, y el anuncio del Consejo Nacional Electoral (CNE) sobre la validación de firmas para activar el Referendo Revocatorio.
«El gobierno, a través de la violencia, pretende callar a los distintos sectores de la sociedad para que no se conozca el fracaso del régimen; pero pasan por alto que la inseguridad, la falta de medicinas y de alimento no se pueden ocultar; cuando las tripas suenan no hay represión que pueda callarlas». Dijo Ávila.
Manifestó que la situación se le salió de las manos al gobierno, que ya no haya como frenar la desesperación de la gente, producto del hambre que se está pasando en el país. «Este jueves la gente no comió cuento y salió a buscar la comida que ya no está llegando a los mercados. Saqueos y reyertas por todos lados, especialmente en sectores populares como Petare».
En ese particular aseguró que los CLAP no son la solución porque igualmente esas bolsas de comida no le llegan a todos los venezolanos. «Otro plan del gobierno que murió al nacer. No se puede repartir lo que no existe, aparte que voceros del gobierno anunciaron que los CLAP son discriminatorios, pues no le llegan a las personas necesitadas; si así fuera, no seguirían las colas tan grandes como las que se vieron esta semana en las puerta de los expendios de alimentos».
Sobre el anuncio del CNE sobre la validación de las firmas para la activación del Referendo Revocatorio, el también secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, dijo que un punto por estado para la validación de las rúbricas  viola nuevamente el reglamento, que es claro y habla de que se debe colocar un punto por cada mil firmantes, lo que quiere decir que se deben activar  1.352 puntos a nivel nacional.

«Sin embargo, debo decirle al gobierno, que así Maduro y su ministerio de asuntos electorales nos mande para Cúcuta -donde él nació- a validar nuestras firmas, para allá vamos a ir; pues nada ni nadie va a poder detener el cambio, se equivocan si creen que van a desmoralizarnos, vayan recogiendo sus corotos porque para afuera van».

Según el diputado Ávila, el régimen va a seguir buscando la manera para tratar de infundir miedo en la población a través de su campaña de psicoterror, «pero la gente ya no tiene miedo y sabe que el cambio ya llegó; quizás salgan algunos infiltrados  retirando sus firmas, otros denunciando que no firmaron, entre otras triquiñuelas de este régimen tracalero».
Finalmente aseguró que el gobierno pretende generar el caos y la violencia, ya que esa es la única salida que tiene, «para luego decir que en la oposición  somos desestabilizadores, los culpables de todos estos hechos que van a seguir indudablemente en aumento ante la hambruna que cada día aumenta, y así tratar de imponer el estado de conmoción interna y justificarse ante la comunidad internacional. Por eso, acudieron a estrategias como la supuesta entrega de bolsas de comida, el retraso de las firmas, que aun ya con fecha está violando el reglamento al prácticamente tomarse el doble del tiempo establecido en el reglamento, en fin pretenden exacerbar al máximo a nuestro pueblo».

Comentarios