fbpx

El Kremlin confirmó cumbre de Putin con Kim Jong-un en abril

100

El Kremlin confirmó hoy la reunión entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Rusia “en la segunda mitad de abril”.

“El presidente de la Comisión de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong-un, visitará Rusia en la segunda quincena de abril por invitación de Vladímir Putin”, indicó el Kremlin en un comunicado.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló esta semana que la primera reunión entre ambos líderes se estaba “preparando”, sin ofrecer detalles sobre la fecha y el lugar de su posible celebración.

Putin asistirá al foro sobre la Nueva Ruta de la Seda china que se celebrará en Pekín los días 26 y 27 de abril, por lo que no se descarta que el líder ruso se reúna con Kim a la ida o la vuelta de su viaje a China. 

Como el lugar más probable de la cita entre los dos mandatario se perfila la ciudad de Vladivostok, en la costa rusa del Pacífico.

La prensa rusa sugiere también que la reunión podría tener lugar en el campus de la Universidad Federal del Lejano Oriente ruso (UFLO) en la isla Russki, frente a Vladivostok, donde al parecer han cancelado las clases para los días 24 y 25 de abril “por la visita de delegaciones oficiales”.

La aversión de Kim a viajar en avión dificultan la posibilidad de que el encuentro sea en Moscú, ubicada a más de 6.000 kilómetros de Pyongyang

Se trata del primer viaje de Kim a Rusia a diferencia de los tres que realizó su padre, Kim Jong-il, quien visitó este país en los años 2001, 2002 y 2011 en sendos viajes en su tren blindado.

El vínculo entre Corea del Norte y Estados Unidos se ha enfriado notoriamente en las últimas semanas. Además del fracaso de la segunda cumbre entre Donald Trump y Kim, en la que no se llegó a ningún acuerdo, el régimen pidió retirar al secretario de Estado, Mike Pompeo, de las negociaciones bilaterales.

A su vez, este miércoles, la dictadura celebró un nuevo ensayo militar. Según la prensa estatal, Kim supervisó una prueba de lanzamiento de un nuevo tipo de «arma táctica guiada», con un «modo peculiar de guía de vuelo y la carga de una poderosa ojiva».

Según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington, Corea del Norte podría estar reprocesando material radiactivo para fines bélicos desde el fracaso de la cumbre de febrero.

La semana pasada, un senador estadounidense preguntó a Pompeo, que viajó cuatro veces a Pyongyang en 2018, si el calificativo de «tirano» se aplicaba a Kim. «Por supuesto. Estoy seguro de haberlo ya dicho», respondió Pompeo. Toda crítica personal a Kim Jong Un es muy mal vista en un país en donde la dinastía Kim es objeto de un culto a la persona absoluto.

 

Comentarios