fbpx

Este es el polémico sistema del Boeing 737 MAX 8 que llama la atención de los expertos

55

Las similitudes entre los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines han concentrado la atención en un sistema de estabilización utilizado en el nuevo avión Boeing 737 MAX 8.

El sistema de control MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System) es una función de seguridad automatizada en el 737 MAX 8 diseñada para conectarse automáticamente y realizar correcciones si se exceden determinados parámetros en las maniobras de cambio de altitud y rumbo.

Tanto el avión Lion Air, que se estrelló en octubre, matando a 189 personas, como el avión de Ethiopian Airlines, que se estrelló el domingo y dejó 157 muertos, estaban equipados con este sistema.

Ambos aviones experimentaron ascensos y descensos erráticos y velocidades de vuelo fluctuantes antes de estrellarse poco después del despegue.

A pesar de observar las similitudes entre los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos(FAA), aseguró que era demasiado pronto para sacar conclusiones.

El MCAS fue introducido por Boeing en el modelo 737 Max 8 debido a que sus motores -más pesados y eficientes en el uso de combustible- cambiaron las cualidades aerodinámicas de la aeronave y podían causar que la punta del avión se levantara en ciertas condiciones durante el vuelo manual.

“Es un sistema que optimiza el perfil de vuelo y ayuda a los pilotos a mantener la aeronave en una posición” apropiada, resumió el experto aeronáutico de AirInsight, Michel Merluzeau.

Esto se realiza a través de estabilizadores horizontales en la cola del avión que se activan por la computadora de control de vuelo de la aeronave.

Según Boeing, el MCAS no controla el avión durante un vuelo normal, pero “mejora el comportamiento del avión” durante situaciones anormales.

Por ejemplo durante giros bruscos o después del despegue, cuando un avión está tomando altura con los flaps abiertos a velocidades de pérdida.

De acuerdo con el registro de datos de vuelo, los pilotos del vuelo 610 del Lion Air lucharon para controlar la aeronave, mientras el sistema automatizado MCAS presionaba repetidamente la nariz del avión hacia abajo durante el despegue.

Los pilotos del avión de Ethiopian Airlines informaron una dificultad similar antes de que la aeronave se estrellara en la tierra poco después del despegue.

Actualización del Software
Un informe preliminar sobre el accidente del vuelo 610 de Lion Air culpó en parte a un sensor de ángulo de ataque defectuoso que activó el sistema MCAS y forzó automáticamente la punta del avión hacia abajo.

Los pilotos que volaban en el mismo avión de Lion Air el día anterior habían logrado anular el sistema de control de vuelo automatizado.

Boeing recibió algunas críticas después del accidente de Lion Air por supuestamente no informar adecuadamente a los pilotos de los modelos 737 pilotos sobre el funcionamiento del MCAS o proporcionar capacitación sobre el sistema.

Tras el accidente de Lion Air, Boeing emitió un boletín a las aerolíneas que operan el 737 Max 8, en el que les enseñaba a los pilotos cómo anular el sistema MCAS.

El fabricante de aviones estadounidense divulgó un comunicado el lunes diciendo que era demasiado pronto para determinar la causa del accidente de Ethiopian Airlines.

Boeing también dijo que estaba trabajando en actualizaciones de software para el sistema MCAS desplegado en la flota de 737 Max.

Aseguró que ya existen procedimientos para “manejar de manera segura el improbable caso de que datos erróneos provengan de un sensor de ángulo de ataque (AOA)”, lo que se sospecha causó el accidente de Lion Air.

“El piloto siempre podrá anular la ley de control de vuelo (MCAS) utilizando el ajuste eléctrico o el ajuste manual”, afirmó el fabricante de la aeronave.

Una creciente lista de países ha prohibido el uso de las aeronaves 737 Max, después de dos accidentes fatales en solo cinco meses.

Boeing ha descrito su serie Max como el avión que más rápido ha vendido, con más de 5.000 pedidos realizados hasta la fecha de aproximadamente 100 clientes.

Desde la década de 1970 -cuando el DC-10 de McDonnell Douglas tuvo sucesivos accidentes fatales- ningún otro modelo nuevo ha estado involucrado en dos accidentes mortales en un período tan breve de tiempo.

Comentarios