fbpx

Fedor Koniyukhov aspira dar la vuelta al mundo en 13 días

43

«Viajar es marcharse de casa, es dejar los amigos es intentar volar;  volar conociendo otras ramas recorriendo caminos es intentar cambiar».
Puede que Fedor Koniyukhov -que aspira ahora a dar la vuelta al mundo en globo en solitario y sin paradas en menos de trece días- no se inspirase en estos versos de García Márquez, o si lo hizo, la traducción al ruso perdió por el camino parte de la esencia del autor colombiano, pero, al final, en todos los idiomas se puede viajar y se puede sentir el infinito.
Koniyukhov con quince años completó su primera expedición, mientras muchos de nosotros solo completábamos tercero de la ESO. Fue un viaje por el mar de Azov en barco de remos. Nació en 1952, un año antes de la muerte de Stalin y vivió su juventud bajo el régimen soviético en la costa de este mismo mar, un trozo de agua salada en el interior de Europa, entre Rusia y Ucrania, al noroeste de la Península de Crimea.
Su vida está llena de peripecias y expediciones. Ha estado en varias universidades rusas (actualmente en Bielorrusia, Ucrania y Rusia) y tiene varios récords en su campo, como haber sido la única persona en pisar los cinco puntos extremos del planeta (Polo Norte, Polo Sur, el Polo de Inaccesibilidad del océano Ártico, la cima del monte Everest y el Cabo de Hornos) y ser el primer alpinista ruso en completar el reto de escalar las Siete Cumbres. También cruzó Groenlandia en trineo de perros y el Pacífico a remo, entre otros logros. Además de aventurero y expedicionario es artista (miembro de la Unión de Artistas de Moscú) y sacerdote ortodoxo oriental desde 2010.
«No hay obstáculos imposibles; solo hay voluntades fuertes y débiles», dijo Julio Verne, y parece que Fedor ha hecho caso al escritor que predijo que el hombre pisaría la Luna. Con 65 años, cuando muchos completan su vida laboral, Fedor se dispone a completar un récord: dar la vuelta al mundo en solitario en menos de 13 días. El millonario norteamericano Steve Fossett fue el primer hombre en dar la vuelta al mundo en un globo en solitario y sin escalas, en 2002. Fossett desapareció en Nevada en 2007, y fue declarado muerto en 2008.
Pero, ¿qué motiva a este hombre para salir al mundo y desafiar sus límites? Puede que sea la soledad y contacto con la naturaleza, estar en sus elementos sin nada más que la propia compañía, puede que sea el reto de desafiar a un contrincante poderoso como es la propia tierra… Pero sus argumentos son sobre todo patrióticos, lo hace por la gloria de su país, Rusia, y desde 2010 lo hace también por la gloria de Dios. En sus momentos de soledad reza y ve sus hazañas como un servicio a Dios.
El globo en el que vuela Konyukhov
La idea es dar la vuelta al mundo sin escalas y en solitario, un total de 35.000 kilómetros sobrevolando océanos y continentes. El recorrido está previsto que sea por el hemisferio sur, por Australia, el mar de Tasmania, Nueva Zelanda, el océano Pacífico, Chile, Argentina, el océano Atlántico,Sudáfrica, el océano Índico y volver de nuevo a Australia, completando la vuelta al mundo.
El globo mide 51 metros de alto y 18 de ancho, y es una mezcla de globo aerostático (no propulsado, solo se mueve por el aire), con globo de gas más ligero que el aire (normalmente hidrógeno o helio).
Ha elegido el invierno en ese hemisferio para evitar el peligro de tormentas tropicales de verano o ciclones. A pesar de viajar solo en el globo, en tierra cuenta con un equipo de expertos que le dan apoyo. Por ejemplo, el metereólogo belga, David Dehenauw, es uno de los supervisores que evalúa el tiempo y aconseja a Koniyukhov sobre la altitud a la que debe volar, trayectos alternativos en caso de tormentas eléctricas… Este mismo metereólogo ayudó a Fossett, quien ostenta el récord de momento.
Con el mapa interactivo del viaje de Fedor podemos soñar despiertos e imaginarnos dentro de ese globo. La ventaja de las nuevas tecnologías es, sin duda, que todos podemos ser aventureros mientras vemos sus progresos.
Además de Fossett y el actual intento de Fedor, encontramos otro antecendete: en marzo de 1999, el piloto suizo Bertrand Piccard y el copiloto inglés Brian Jones dieron la vuelta al planeta en globo en una ruta de más de 40.000 kilómetros realizada en 15 días.
 

Comentarios