fbpx

Hallan muerto al narco que se disfrazó de su hija para intentar escapar de la cárcel

37

El traficante de drogas brasileño que intentó escapar de la cárcel disfrazándose de su hija fue hallado muerto en su celda, dijeron las autoridades de Río de Janeiro este martes.

Según las autoridades, aparentemente se ahorcó.

El narcotraficante había sido atrapado días antes tratando de escapar de la cárcel disfrazándose de su hija de 19 años, con una peluca, una máscara de silicona, un corpiño y una camiseta ajustada.

En un video grabado por los agentes de seguridad mostraba al hombre de 42 años desvistiéndose, sacándose las prendas una por una para revelar un físico musculoso muy diferente al de su hija.

Las autoridades dijeron que la hija podría ser acusada de ayudar a escapar a su padre de la prisión.

¿Cómo fue la estrategia de fuga?

La joven de 19 años había llegado a la cárcel Bangu 3 de Río de Janeiro para visitar a su padre, Clauvino da Silva, quien cumple una condena de 73 años y 10 meses por narcotráfico.

Las autoridades de la prisión dijeron que Silva planeaba dejar a su hija en la cárcel mientras él escapaba haciéndose pasar por ella.

Pero los guardias no se dejaron engañar por el disfraz casero y lo hicieron posar frente a las cámaras de la prisión, imágenes que luego difundieron a la prensa.

Más tarde, el convicto fue llevado a su celda.

No fue la primera vez que un interno deja a un pariente en el interior de la cárcel en un intento de fuga.

El año pasado, un preso peruano drogó a su hermano gemelo durante una visita y lo dejó para allí para que cumpliera su condena.

Las autoridades no descubrieron el intercambio hasta que el fugitivo fue capturado más de un año después de su fuga.

Más intentos de fuga

La hija de Silva y otras siete personas que lo habían visitado recientemente estaban siendo interrogadas.

Los funcionarios de la prisión creen que introdujeron de contrabando los artículos y ropas que Silva usó para disfrazarse.

Sospechan que una de ellas, una mujer embarazada que no fue registrada por los guardias, escondió la peluca y los lentes usados por Silva.

Lo cierto es que este no erael primer intento de escape de Silva.

 

En 2013, el hombre se encontraba entre un grupo de 31 prisioneros que huyó del Instituto Penal Vicente Piragibe en Gericino, Río de Janeiro, a través del sistema de alcantarillas de la cárcel.

Más tarde fue detenido.

Con informacion de: BBC Mundo

Comentarios