fbpx

Humanos serían culpables de incendios en Amazonas

35

El Amazonas está ardiendo, y es probable que los humanos tengan la culpa.

Las organizaciones ambientales y los investigadores dicen que los incendios forestales en la selva brasileña fueron provocados por ganaderos y madereros que quieren limpiar y utilizar la tierra, envalentonados por el presidente proempresarial del país.

“La gran mayoría de estos incendios están encendidos por humanos”; dijo Christian Poirier, director del programa de la organización sin fines de lucro Amazon Watch. Agregó que incluso durante las estaciones secas, el Amazonas, una selva húmeda, no se incendia fácilmente; a diferencia del bosque seco en California o Australia.

Los granjeros y rancheros han usado el fuego durante mucho tiempo para despejar la tierra, dijo Poirier. Probablemente estén detrás de la cantidad inusualmente grande de incendios que arden en la selva del Amazonas hoy.

Incendios en el Amazonas ha aumentado

El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE) dijo esta semana que el número de incendios en Brasil es 80% mayor que el año pasado. Más de la mitad se encuentra en la región de la Amazonía; lo que representa un desastre para el medio ambiente y la ecología locales.

El bosque amazónico produce alrededor del 20% del oxígeno del mundo, y a menudo se le llama “los pulmones del planeta”. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), si se daña irrevocablemente; podría comenzar a emitir carbono, el principal impulsor del cambio climático.

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, tuiteó el miércoles que los incendios fueron causados por el clima seco, el viento y el calor. Pero el meteorólogo de CNN, Haley Brink, dijo que los incendios son “definitivamente inducidos por el hombre” y no pueden atribuirse a causas naturales como los rayos.

Los incendios de este año se ajustan a un patrón agrícola estacional establecido, dijo Brink. “Es el mejor momento para quemar porque la vegetación está seca. [Los agricultores] esperan la estación seca y comienzan a quemar y limpiar las áreas para que su ganado pueda pastar. Y eso es lo que sospechamos que está sucediendo allí”.

El pico de la estación seca aún está por llegar en septiembre, agregó.

En comparación con años anteriores, la destrucción de este año “no tiene precedentes”, dijo Poirier.

Con información de: CNN.

Comentarios