fbpx

¡Insólito! asesinato de una niña en Moscú

38

Una mujer fue detenida hoy junto a una estación de metro del norte de Moscú cuando paseaba con la cabeza decapitada de una niña en la mano y gritando “soy una terrorista”, un estremecedor suceso que ha conmocionado a los habitantes de la capital.
Según informó el comité de investigación ruso, la detenida era la niñera de una familia de ese mismo barrio que, aprovechando que los padres habían salido de casa con el hermano mayor, asesinó por la mañana a la niña de cuatro años a la que cuidaba, prendió fuego al apartamento y salió de casa.
Las primeras alarmas de que un suceso terrible había ocurrido sonaron cuando el cadáver decapitado de la menor fue descubierto por los bomberos que habían accedido al apartamento de la familia para extinguir el incendio.
Entretanto, la mujer, de 39 años y originaria de la república centroasiática de Uzbekistán -según han determinado los investigadores-, llegó hasta la estación de metro de “Oktiabrskaya Pole” donde, vestida de negro de pies a cabeza y con velo, comenzó a pasear llevando en la mano la cabeza ensangrentada de la menor y profiriendo gritos.
“El fin del mundo va a llegar en un segundo… Soy una terrorista”, se oye a la mujer gritar en ruso, según un vídeo grabado por alguien que pasaba y difundido después por la cadena “Life News”.
“Soy una terrorista suicida, odio la democracia”, repetía la mujer, que también lanzó gritos de “Allahu Akbar” (Dios es grande).
Unos diez minutos duró el macabro paseo por Moscú, poco antes del mediodía, hasta que las fuerzas del orden detuvieron a la mujer.
La policía no ha encontrado indicios de que la mujer llevara consigo algún tipo de explosivo para inmolarse.
La niña asesinada ha sido identificada como Nastia M, de cuatro años de edad, y según el canal de TV Svezdá la madre tuvo que ser hospitalizada tras caer inconsciente al enterarse del trágico suceso.
El Comité de Investigación de Rusia informó de que la mujer detenida se llama Gulchejra Bobokulova y en el interrogatorio policial aseguró que cometió el asesinato en venganza por una infidelidad de su marido.

Comentarios