fbpx

La vinotinto dejó muchas dudas razonables

120

No faltará quien diga “es mejor que pase en los amistosos y no en Copa América”. Si usted es uno de ellos pues tiene razón. Los partidos de preparación son para eso, para diagnosticar problemas puntuales y Rafael Dudamel tuvo que haber visto muchos en la derrota ante México.

Defensa lenta y errática, poca creación y contadas pelotas al delantero. Venezuela sufrió demasiados minutos ante México para terminar cayendo 3-1 en un mal partido. La vinotinto pasó tuvo en cancha a su 11 de gala y mostró falencias corregidas ante Argentina.

México se presentó con bajas de mucho peso, pero con un equipo bien trabajado y con talento. Venezuela paró a los jugadores que, línea por línea, tienen mejor presente. Salvo contados casos la mayoría tuvo notas negativas.

El lunar vinotinto más notorio: la defensa

El cuadro del “Tata” Martino consiguió en los costados un terreno fértil para causar problemas. El costado derecho “pasó trabajo”. Ronald Hernández perdió muchos duelos individuales y dos de los tres ataques que generaron goles vinieron por su zona.

Roberto Rosales es una garantía y el mejor lateral derecho del país. Actualmente está tapando un hueco por la izquierda y, aunque ante Argentina fue el mejor, se nota que no es una posición que le siente bien. No obstante su calidad lo hace ser polivalente.

Yordan Osorio viene de un Vitoria de Guimarães que tuvo la cuarta mejor defensa en Portugal. Es el central que parece más seguro. Pero su noche en Atlanta fue gris, en el primer gol duda despejar un balón en el área chica y lo deja colgando. En el segundo le gana la posición al delantero y luego la abandona.

Lo hecho por Osorio esta temporada da para pensar que no hay que encender alarmas, pero sí ajustar y rápido. Mikel Villanueva como compañero salvó su pellejo, tuvo aplomo y fue lo mejor que se vio en la zaga.

Mikel Villanueva tuvo un partido aceptable, siendo lo más destacado de una defensa que permitió libertades. Foto: Marcos Suárez

Mediocampo quedó a deber

La figura de Yangel Herrera fue lo rescatable del mediocampo. Su salida en  la segunda mitad fue sentida por el cuadro venezolano, a pesar de que desde el banquillo encontró a un Jefferson Savarino y Juanpi Añor que entraron con actitud.

Pero la vinotinto necesita generar más. Salomón Rondón tuvo de nuevo un partido sacrificado por no contar con pelotas claras. Murillo, con golazo incluido, sigue mostrando que es un arma letal como extremo. Machis, está para más.

En el segundo tiempo Rafael Dudamel cambió el 4-3-3 con el que se ha casado, en la mayor y la sub 20, para variar con un 4-2-3-1. Se vio una Venezuela más colectiva y peligrosa, pero en la contra dio ventajas.

Fernando Aristeguieta tuvo unos pocos minutos para mostrarse en el segundo tiempo. Ya cuando el partido estaba prácticamente decidido. Foto: Marcos Suárez

Caso de los lesionados

Adalberto Peñaranda entró de manera sorpresiva, y criticada, en la lista de 23. Con mucho fútbol en los pies, pero con poca regularidad y tocado físicamente, el merideño volvió a salir resentido. Si no puede estar para la Copa América puede ser sustituido por otro jugador de la lista de buena fe.

El mismo caso lo presenta Rolf Feltscher quien se recupera de una lesión. Al parecer, la mejora no ha sido tan rápida como se pensaba. Por el defensor trabaja Pablo Bonilla, en el caso del volante, Rómulo Otero y Yeferson Soteldo están en espera.

Este domingo Venezuela cerrará su ciclo de amistosos en Estados Unidos ante la selección local. Una nueva oportunidad para que la vinotinto, que vistió de blanco, vaya despejando dudas.

Comentarios