fbpx

Madrid abarrotada previa final entre River Plate y Boca Juniors por Copa Libertadores

32

La Copa Libertadores 2018 tendrá su desenlace este domingo 9 de diciembre. Madrid y el Santiago Bernabéu acogen el partido de vuelta de la final de este encuentro que, por dos veces tuvo que ser suspendido debido ataque sufrido por el autobús del Boca Juniors a la llegada al campo del River Plate.

Unas 24 horas antes de iniciado este esperado encuentro una marea humana abarrotaba el centro de Madrid para asistir al encendido diario de las luces de Navidad, según reseñó EFE. “Tonos azulados y verdosos dominan la Puerta del Sol y sus calles aledañas, pero esta vez, entre ellos, se han colado dos invitados excepcionales: el rojo y el blanco de la hinchada de River Plate”.

La capital de España alberga este domingo el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, y los seguidores de ambos equipos han dotado de un colorido especial a la ciudad en un fin de semana que, ya de por sí, es uno de los más concurridos del año en las calles madrileñas.

Congregados alrededor de una de las fuentes de la plaza y cargados con banderas, paraguas rojiblancos y alguna que otra bengala, los hinchas de River han entonado cánticos de apoyo a su equipo, contra Boca Juniors y contra la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), mientras paseantes y periodistas grababan la escena.

Ninguno de los aficionados desplazados a Madrid para la ocasión quería perderse este ‘banderazo’, ni siquiera Gastón, que maleta en mano y recién aterrizado desde Chicago explicaba que, si bien discrepaba de la decisión de celebrar el partido en España, “tenía que venir” y sacó su entrada “en caliente y sin medir las consecuencias”.

Y es que a pesar de la multitudinaria afluencia de hinchas argentinos a Madrid con motivo de la final, su disputa en territorio europeo no parece satisfacer a casi nadie.

“Nos hubiera gustado que el partido se jugara en Argentina”, ha coincidido Claudio, también seguidor ‘xeneize’, que ha asegurado que “lo que pasó en el Monumental” de River Plate el pasado 24 de noviembre “no pasa habitualmente”.

“Lo que pasó en el Monumental”, huelga recordar, fue un asalto de los ultras de River contra el autobús de Boca que se saldó con varios futbolistas heridos, decenas de detenidos, la suspensión del encuentro y su ulterior desplazamiento al estadio Santiago Bernabéu.

No lo olvida un joven madrileño llamado Manuel, que esta tarde lamentaba que “han cogido a todos los violentos de un país de donde les han echado y los han metido en la Puerta del Sol“, y criticaba el coste que tendrá el dispositivo de seguridad para el evento (sólo el despliegue de la Policía Nacional costará al menos 650.000 euros).

Los hinchas argentinos están seguros de que el ambiente en España será de tranquilidad y concordia. “Ahí hay uno de River y no pasa nada”, comentaba Leandro mientras veía pasar por su lado a un aficionado rival.

Recordemos que la Conmebol, organizadora del torneo, decidió que el encuentro se realizara fuera de Argentina por temor a la violencia de las barras, por ello, en los últimos días han organizado un fuerte dispositivo policial para evitar incidentes entre los aficionados a ambos equipo.

Según se conoció en los últimos días fueron deportados dos aficionados radicales apenas aterrizaron en Barajas.

 

Efecto Cocuyo

Comentarios