fbpx

Manifestantes en Hong Kong toman importante avenida cercana a oficinas de gobierno

28

Miles de manifestantes tomaron una importante carretera cercana a las oficinas gubernamentales en Hong Kong la madrugada del miércoles. El motivo, protestar contra un proyecto de ley de extradiciones que permitiría enviar personas a China continental para su juicio.

Imágenes de televisión mostraron a miles de manifestantes reuniéndose en y alrededor de Lung Wo Road, una importante arteria de este a oeste cerca de las oficinas de la jefa de gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, mientras cientos de policías antidisturbios les advertían que frenaran su avance.

Algunos manifestantes levantaron barricadas para bloquear el tráfico en el corazón del centro financiero asiático; muchos de ellos desafiando los llamados de la policía de retirarse, en escenas que recordaron las protestas en favor de la democracia que sacudieron la ciudad a finales de 2014.

Lam, afirmó que seguiría adelante con la controvertida legislación pese a las profundas preocupaciones en el centro financiero asiático; que además desencadenaron el domingo las mayores manifestaciones políticas desde que el territorio fue traspasado al gobierno chino en 1997.

Manifestantes de un amplio espectro de la sociedad de Hong Kong comenzaron a unirse a las protestas durante la madrugada del miércoles, mientras las empresas de la ciudad se preparaban para ir a huelga.

El motivo

El proyecto de ley, que ha generado una oposición inusualmente amplia a nivel local y externo, tendrá una segunda ronda de debate el miércoles en el Consejo Legislativo de Hong Kong de 70 escaños. La legislatura está controlada por una mayoría pro-Pekín.

Vale destacar, que Lam ha buscado calmar las preocupaciones públicas y dijo que su administración estaba creando enmiendas adicionales al proyecto, incluyendo la protección de los derechos humanos.

En una medida poco común, prominentes líderes empresariales advirtieron que avanzar con la ley de extradición podría minar la confianza de los inversores en Hong Kong y erosionar sus ventajas competitivas.

Las manifestaciones del domingo, que según los organizadores contaron con más de un millón de personas en las calles; además de una reacción violenta contra el proyecto de extradición podría plantear interrogantes sobre la capacidad de Lam de gobernar de manera efectiva.

Información obtenida de Reuters.

Comentarios