fbpx
seattle

Marineros navegan en rutas imprevistas

58

Si a pocos días del inicio de campaña se mencionaba con frecuencia a los Marineros de Seattle, era porque en el partido inaugural, en Japón, se enfrentarían a los Atléticos de Oakland. El esperado regreso del mejor béisbol del mundo, el revuelo de hacerlo en tierras asiáticos y la posibilidad de ver a Ichiro retirarse como pelotero activo en su país eran motivos suficientes para mantener a los de Seattle en el foco de atención. Ahora bien, ¿algún analista sensato previó este próspero comienzo por parte de los habitantes del T-Mobile Park? Alguno habrá, aunque no tan sensato.

Comenzaron el año con buen pie, tras barrer en la serie de 2 juegos en suelo nipón a los Atléticos. El buen rendimiento de Domingo Santana en su estreno con el club, una grata primera impresión del japonés Yusei Kikuchi y la efectividad de Hunter Strickland para salvar ambos encuentros fueron las mejores noticias para el mánager Scott Servais. No obstante, los esperaba la primera serie en territorio norteamericano, ante nada más y nada menos que los campeones defensores. Si bien serían 4 juegos en casa, podría representar un inoportuno baño de realidad.

Royeron un hueso duro

En el primer choque vapulearon al estelar Chris Sale, en una jornada en la que los recién adquiridos Santana y Tim Beckham se combinaron para soltar 3 vuelacercas y traer 7 carreras al plato en un triunfo 12 x 4. El primer fracaso de Strickland les quitó su cuarta victoria en fila de las manos en el noveno capítulo y la serie ante los patirrojos se igualó a 1 tras la pizarra de 7 x 6 en contra. Kikuchi volvió a lucir bien y le fabricaron 6 rayitas al lanzallamas Nathan Eovaldi.

Para el tercer juego aparecería otro nuevo héroe, el veterano Jay Bruce, quien dio el batazo clave en la baja del quinto episodio, un jonrón de 3 carreras ante el venezolano Eduardo Rodríguez. El novato Dylan Moore estuvo a punto de convertirse en el verdugo del día, con 3 errores ante conexiones consecutivas, pero la visita se quedó corta en la remontada y los Marineros se impusieron 6 x 5.

Cerrarían la serie con una victoria 10 x 8, gracias a un rally de 7 carreras en el tercer capítulo ante un Rick Porcello que toleró 9 carreras (4 limpias) en 2.2 innings lanzados. Bambinazo de 3 carreras del criollo Omar Narváez comandaría esa masacre.

Aprovecharon el impulso

A partir de allí, el calendario les sonreiría, pues recibirían a los Angels y luego irían a casa de los Medias Blancas. Ganarían 4 de esos 5 encuentros y culminarían la semana con récord de 9-2, el mejor de todo el béisbol.

Expectativas iniciales

En la temporada muerta entre 2018 y 2019, el equipo dejó de contar con piezas claves como Nelson Cruz, Robinson Canó , Edwin Díaz, James Paxton, Jean Segura y Alex Colomé. El único nombre de peso que se unió al conjunto fue el de Edwin Encarnación, pues Bruce llega tras la peor campaña de su carrera y Strickland no posee el perfil del cerrador canjeado a los Mets de Nueva York. A esto habría que sumarle los problemas de Kyle Seager, quien ingresó a la lista de lesionados por 60 días, y el innegable declive desde el montículo de su eterno as, Félix Hernández, quien no abriría en Opening Day.

En el lineup inaugural seguían del tercero al sexto turno cuatro debutantes con el club y en total serían 5 de los 9 titulares, eso sin contar al encargado de cerrar los juegos, quien vio acción ese día. Está de más aclarar que Servais tenía frente a sí el desafío de encontrarle forma a este rompecabezas para armar un equipo medianamente modesto que luchara por no terminar el año muy por debajo de .500.

Si así llueve…

Bien, las cosas no salieron como estaban previstas y la organización del estado de Washington celebra que así sea. Tim Beckham, cuyo promedio de por vida era .252, batea para .400, con 4 jonrones, 11 empujadas y 13 anotadas. Domingo Santana, quien dio 5 jonrones y empujó 20 carreras en un decepcionante 2018 con Cerveceros, lleva 4 y 15 en 74 juegos menos. Jay Bruce se ha volado la cerca en 5 ocasiones, para un promedio de 1 jonrón cada 2 partidos. Por su parte, Edwin Encarnación ha cambiado poder por contacto y batea .300, con .447 de OBP.

El promedio colectivo es de .278, el cuarto mejor de MLB, pero lideran el béisbol en hits conectados (108), carreras anotadas (85), jonrones (27), carreras remolcadas (84), boletos negociados (51), bases robadas (14). Además, son segundos en dobles (23), slugging (.550) y OPS (.917); y sextos en OBP (.367). Su promedio de carreras anotadas por juegos es de 7,7. Sencillamente, una alineación indomable en las primeras 2 semanas.

Rotación invicta

En cuanto a su pitcheo, Marco Gonzales ha respondido a la confianza con 3 victorias en sus primeras 3 aperturas, con una gran actuación en la última de ellas, al cubrir 8.1 episodios, de 4 hits, 1 carrera limpia y 3 chocolates. El novato Kikuchi ha venido de más a menos, pero no ha deslucido; mientras que Mike Leake ha mostrado consistencia en sus dos salidas airosas. El Rey Félix dio buenas señales en su única presentación y Wade LeBlanc mostró mejoría entre una apertura y otra, ambas con desenlace favorable para él.

Son la rotación con el mejor récord del campeonato (8-0) y solo los Dodgers de Los Ángeles muestran otro registro invicto (5-0). Su ERA de 3.50 se ubica en el puesto 12, sus 47 ponches en el 15°, pero su WHIP es 17° (1.27) y son el sexto cuerpo de abridores a quienes más le batean (.266).

¿Por dónde flaquean?

Sus dos puntos más débiles en este comienzo han sido el pitcheo relevo, que ostenta promedio de carreras limpias de 4.42 (el undécimo peor del torneo) y la defensa, que lidera todo el béisbol en errores (17) , wild pitches (7) y passed balls (2). Es uno de los 6 equipos que aún no pone out robando a ningún corredor.

Sensatez por encima de todo

Hay que ser sensatos, al fin y al cabo, para analizar hasta qué punto los Marineros pueden seguir luchando por la punta de la División Oeste de la Liga Americana. Veamos los rivales a los que se ha enfrentado: Atléticos, Angels, Medias Blancas y Medias Rojas. Loa 3 primeros no parecen tener mucho chance de aspirar a la postemporada. Con respecto a los campeones defensores, atraviesan un problema serio con su pitcheo abridor y el destino se los puso por delante en el momento justo. Ahora sigue una serie de 4 juegos ante los Reales de Kansas City que pueden aprovechar para seguir creando expectativas, pero luego disputarán 6 juegos en casa frente a Astros de Houston e Indios de Cleveland.

En general, será un calendario bastante transitable el de abril, pero entre el 30 de ese mes y el 12 de mayo tendrán 12 juegos ante Cachorros , Indios, Yankees y Medias Rojas; 10 de ellos como visitantes. Tal vez sea a partir del lunes 13 de mayo que podamos sentarnos a discutir seriamente si no es más que un buen arranque o si en realidad esta especie de “ventetú” de Servais podrá ser protagonista en 2019.

A la larga, sus dos debilidades son claves para lograr el éxito. Por poner un ejemplo, los Medias Rojas fueron el sexto equipo que menos pecados cometió en el campo (77) en 2018 y su relevo fue el noveno mejor (3.72). Los patirrojos tuvieron el mejor promedio colectivo (.268) y la octava mejor efectividad entre abridores (3.77), pero la gran diferencia es que el róster de aquellos sí incluía nombres con precedentes que permitían prever estos números a lo largo de una temporada completa.

La entrada Marineros navegan en rutas imprevistas se publicó primero en SportsVE.

Comentarios