fbpx

Peggy Carter: "No persigo la fama"

51

«Agent Carter» se estrena el martes a las 9:30 pm por Canal Sony

 

Es la más reciente adición a las pantallas del mundo cinemático de los héroes salidos de las historietas de Marvel. Sin embargo, no se podría considerar como un debut, ya que la agente Peggy Carter, figura central de la mini serie Agent Carter apareció en 2011 en la cinta Capitán América: el primer vengador, como el interés romántico del patriótico gladiador.

Desde entonces el rol de la aguerrida espía se ha convertido en una constante para la intérprete británico-americana Hayley Atwell: ese mismo año prestó su voz para el videojuego Capitán América: súper soldado; retomó el personaje para un corto estrenado hace dos años, y una vez más la caracterizó en Capitán América: el soldado de invierno (2014), ya anciana. «Esa era yo bajo todo ese maquillaje», dice a tono de broma Atwell, vestida y peinada a la usanza de los años 40, desde los estudios Disney donde se graba la serie de ocho episodios que estrena Canal Sony el martes, a las 9:30 pm.

«Llevamos el corto a la Comic-Con y tuvimos una excelente respuesta. Un montón de fans usaron las redes sociales diciendo lo mucho que disfrutaron a Peggy», cuenta Atwell. «Entonces Louis D’ Esposito, director del corto y copresidente de Marvel, me dijo: ‘¿Qué opinas de hacer un programa de televisión?», e inmediatamente aproveché la oportunidad».

La mini serie de época, recrea el año 1946, recién finalizada la Segunda Guerra Mundial, cuando Peggy Carter es asignada a la Reserva Estratégica Científica donde es menospreciada por sus colegas masculinos, mientras hace doble vida como una intrépida agente secreta que ayuda al millonario Howard Stark (Dominic Cooper), padre de Tony, el Iron Man de Los vengadores, quien ha sido culpado de proveer armas letales al mejor postor. Para asistirla, Stark le asigna a su propio mayordomo, Edwin Jarvis, brillantemente encarnado por James D’Arcy.

«Creo que la gente ha respondido a dos cosas en particular, una es la química con Jarvis, es una relación que hace más fuerte a nuestros personajes y refuerza la dinámica que provee un poco de humor», explica Atwell con respecto a su coestrella, «y la otra es que hay un alto precio que pagar por ser esta súper espía, alguien que debe adoptar muchas identidades, que no sólo tiene que luchar contra los villanos sino también con la gente en su oficina a los que debe encarar. La emoción detrás de todo eso es algo que permite a la audiencia identificarse con ella».

-Usted ha interpretado a Carter una y otra vez, ¿se siente apegada a este personaje?

-Estoy muy apegada a Peggy, porque siento que hay muchas cualidades que comparto con ella. Una de ellas es el deseo de hacer las cosas lo mejor que pueda y luchar por el bien, y tener una causa y una vida motivada por un propósito. Pero también la admiro por ser excepcionalmente valiente, y buena persona, así que puedo decir que ella me ha enseñado mucho acerca de cómo ser un mejor ser humano.

-¿Existe alguna diferencia en su caracterización ahora que tiene su propia serie?

-Creo que la diferencia ahora, es que, a medida que avanzamos y como van llegando los libretos, puedo explorar diferentes facetas del personaje. Y siempre me sorprende y me emociona. Así que no siento que puedo dormirme en los laureles, en términos de descubrir quién es. Existen muchas facetas complejas sobre ella que ella misma no conoce. Y creo que se define por las acciones que debe hacer y las decisiones que debe tomar.

Lejos de encasillarse, Atwell asevera que la Agente Carter le sirve como plataforma con miras al futuro. «Lo afortunado es que yo empecé en el teatro. Estaba caminando por la alfombra roja de Capitán América 1 y literalmente, en mi cabeza repetía mis líneas para la obra que estaba haciendo en Londres», recuerda. Ya de regreso en su casa, «en pantalones de mono, leyendo un libreto y bebiendo una taza de café, puedo decir que era un mundo completamente diferente. Y me divorció de los extras que vienen de trabajo en una gran franquicia o un proyecto a gran escala como éste. No me siento personalmente como artista, es algo que me define. Sin embargo, artista es una palabra muy pretenciosa. No es nada de eso. Yo trato esto como lo haría con cualquier trabajo», dice.

«Por tanto, no persigo la fama por el bien de ser famosa ni para incrementar mi currículo, porque eso te lleva a la desesperación absoluta. Y ese es un sacrificio personal que no estoy dispuesta a realizar. Siento que esta es una oportunidad para tener una mayor plataforma para que otros directores y productores, con los que quiero trabajar, se fijen en mí».

Agent Carter está plagada de escenas de acción, pero con ese estilo particular de la época. «Hay una elegancia nostálgica en los trajes y en la apariencia de Peggy y en la de todo el programa. Se le ha prestado mucha atención a todos detalles».

Fuente: @DAlessandriaP  El Universal

Comentarios