fbpx

Venezuela a recomponerse ante Brasil

93

El empate en la primera fecha contra Perú trajo heridas que la vinotinto tendrá que curar rápidamente. Este martes en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahia, Venezuela se medirá a la gran favorita Brasil, una selección que ya mostró en la primera fecha lo que puede hacer.

Los de Dudamel tuvieron en Wuilker Fariñez un muro y parece que nuevamente a él debe encomendarse. Contra Perú carecieron de un juego colectivo y ofensivo, además su defensa dio libertades; pero tuvo tiempo de recomponerse y curar fisuras.

El técnico vinotinto tendrá el reto de recomponer su defensa. La expulsión de Luis Mago trastoca el plan inicial, dejar a Roberto Rosales jugar su perfil. Ahora tendrá dos opciones, mudar al del Espanyol al costado izquierdo o alinear por allí a Rolf Feltscher, quien viene de una lesión.

Jugar de igual por igual contra Brasil es una gran tontería. Hay que jugarle con respeto, admiración, seguridad y sin ningún tipo de complejo.

Rafael Dudamel

DT de Venezuela

Y es que la historia lo cuenta claramente. En 25 encuentros, Brasil ha ganado 24 y Venezuela 1, un amistoso. Por Copa América la vinotinto solamente ha podido conseguir un empate en 7 juegos; ese choque data de la edición del 2011 en Argentina en la que igualaron sin goles.

Dudamel no es un hombre que acostumbre a ser abierto a los cambios. Pero con la variante obligada del lateral izquierdo podría darse otra en zona de volantes ofensivos. Darwin Machis entró más enchufado ante Perú por un discreto Jefferson Savarino que en la gira por Estados Unidos se ganó el puesto.

La defensa debe ajustar. Perú hizo un par de goles que fueron bien anulados por el VAR, pero por arriba, Venezuela mostró lagunas en su área.

Brasil obligada a seguir mostrando potencia

A pesar del 3-0 ante Bolivia, lo locales se fueron abucheados en el primer tiempo en San Pablo. Al público no le gustó que no hayan podido quebrar la resistencia boliviana, aunque en la segunda mitad la historia fue diferente.

Y es que Brasil tiene dos equipos poderosos, uno en el campo y otro en el banquillo. La mitad de cancha local es una garantía de buen pie, Fernandinho, Casemiro y Coutinho, autor de dos goles, meten miedo. Adelante la defensa venezolana deberá estar concentrada si no quiere ser víctima de Firmino, Richarlison o David Neres.

Es una generación de jugadores jóvenes, que prometen mucho y es una selección que debe ser muy respetada. Es un equipo suelto porque juega sin responsabilidades.

Dani Alves sobre Venezuela

Una victoria de Brasil los pone en la siguiente fase. Por lo menos un empate para Venezuela sería un gran premio, aunque las alarmas no se encienden sabiendo que en la última fecha ganarle a Bolivia podría darle el pase.

Comentarios